martes, 14 de julio de 2015

Agentes de S.H.I.E.L.D., 2ª Temporada


Bueno, qué tarde llega este artículo. El motivo de la tardanza es que estaba convencido de que ya lo había escrito y publicado, hasta que me dio por mirarlo.

Bien, la 2ª temporada... la 2ª temporada sigue la misma dinámica de no mostrar la verdadera temática hasta la mitad, pero de una forma mucho más grandiosa que en la 1ª temporada (donde una vez descubierta la traición de Ward, digamos que la acción "vuelve a la normalidad", cosa que no ocurre en esta temporada). Sin duda ha sido una montaña rusa de emociones (y de guiños a los seguidores del otro material de Marvel, especialmente Los Vengadores: La Era de Ultrón) que culmina con los Inhumanos, y que pasa por tener a la grandiosa Lucy Lawless como estrella invitada en un par de episodios.


En mi opinión, ha sido increíblemente inteligente por parte de Joss Whedon y equipo, emponderar todavía más a las mujeres, ya que en esta serie, las mujeres son los personajes más interesantes.

En esta temporada, podemos ver a la Agente Simmons entrar en trabajo de campo, lo cual la lleva a un nuevo nivel subliminalidad. Podemos ver el pasado de Melinda May, en un flipante episodio de flashback donde conocemos el origen de su apodo ("La Caballería"), además de poder conocer a su ex-marido, el motivo por el que se retiró de la acción y podemos ver como una agente doble toma su rostro, creando a uno de los enemigos más carismáticos de la serie, la Agente 33. Podemos ver la entrada de otra gran luchadora, capaz de competir con la propia Melinda May, Bobbi Morse, apodo "Mockingbird" ("Pájaro Burlón"). E incluso el personaje más insulso en mi opinión, que es Skye, adquiere una nueva dimensión de genialidad que hace que ahora sea de mis favoritas.


La temporada, como es costumbre en las series americanas hoy en día, se divide en dos partes. En la primera, vemos como nos presentan a un mercenario como ayudante, Lance Hunter y conocemos al padre de Skye de una vez por todas. También las motivaciones de Raina y lo que le ocurre a Coulson. Eso, claro, mientras continuan con los tejemanejes de Grant Ward, un nuevo enemigo que se ve condenado a llevar la cara de Melinda May para siempre (Agente 33) y mientras la purga de Hydra continúa. La primera parte, cierra sublime con un episodio en el que, tras dar sentido a los mensajes de Coulson, Skye y Raina se ven expuestas a una neblina Kree que va a desatar sus alteraciones genéticas.


Tras eso, descubrimos que Raina se convierte en una especie de monstruo espinoso y que Skye es una especie de telekinética, incapaz de controlar su fuerza mental. En este momento, entramos en la parte más genial de la trama. No solo es flipante el tema de los Inhumanos, también entramos en un torbellino de lealtades y deslealtades que a mí me tuvo enganchado hasta que acabó la temporada.

Por un lado, S.H.I.E.L.D. se divide entre los que confían en Skye tras su transformación y los que no. Además, nos llega a oidos que existe otra facción de S.H.I.E.L.D., autodenominada "el verdadero S.H.I.E.L.D." y descubrimos que Bobbi y Mack son dobles agentes para esta facción (toma palo). Y para cerrar, la propia Skye se ve dividida entre aceptar su condición de Inhumana y unirse a su, atención, A SU MADRE (esto es demasiado) o quedarse con S.H.I.E.L.D., ya que los líderes de ambos bandos se niegan a dar su brazo a torcer.


Si hubiese que nombrar grandes momentos o episodios, sin duda habría que nombrar la Neblina. Habría que nombrar a Isabelle Hartley (interpretada por Lucy Lawless). A los padres de Skye (perdón, de Daisy) y los Inhumanos. Habría que nombrar a Skye y su gran poder. Habría que mencionar a Bobbi Morse, una de las agentes más "badass" que jamás ha mostrado S.H.I.E.L.D.. Lance Hunter, que también se le acaba cogiendo cariño. Habría que mencionar la reaparición estelar de Lady Sif (personaje de Thor) y la primera mención a los Kree. El Más Allá es digno de mención también (la fotografía de ese escenario es sencillamente alucinante), así como los personajes de Lincoln y el teleportador ciego. Pero sobre todo, sobre todo, para mí, el episodio Melinda, donde no solo se nos explica la naturaleza del verdadero poder de Skye (manipular la vibración natural de las partículas de los objetos), sino que se nos cuenta todo el origen de la leyenda de Melinda May (y qué conexión tiene con los Inhumanos, como bien dictan en su publicidad, "todo está conectado").


Son momentos y episodios sublimes que quedarán para siempre grabados en mi memoria, los que hacen que no comparta las críticas negativas a esta temporada sino que crea que la temporada mejora muchísimo con respecto a la 1ª temporada (la cual empieza bien, pero tiene un periodo de relleno más bien flojillo).

Sin duda una temporada de lo más emocionante, con un gran cierre y expectativas de más para la 3ª temporada (la cual ya ha sido confirmada, y donde creo que están dando pistas de que van a hacer aparición los "Secret Warriors"). Mi temporada favorita de las dos emitidas, ya que tiene todo el drama, la intriga, la tecnología misteriosa y las puñaladas traperas de la 1ª, pero con un extra de personajes nuevos geniales, de genializar aún más los anteriores y de meter más poderes, que es algo muy característico del universo Marvel. Lo tiene todo mejorado y luego tiene un poco más. ¿Qué más podría pedir? Pues que resuelvan intrigas sobre los personajes que quedaron sin resolver en la 1ª temporada. Lo cual también hacen y hace que roce casi la perfección.

Sin embargo, sé que hubo críticas divididas. Gente que considera que esta temporada es peor. Críticas que rechazan a los Inhumanos como un recurso innecesario. Cosas así. Yo no estoy de acuerdo, pero os pregunto: ¿qué opinais vosotros?

NOTA: 10/10.


No hay comentarios:

Publicar un comentario