domingo, 26 de julio de 2015

Ant-Man (10/10)


Título original: Ant-Man.
Año: 2015.
Duración: 117 mins.
País: Estados Unidos.
Director: Peyton Reed.
Guión: Edward Wright / Joe Cornish / Adam McKey / Paul Rudd.
Música: Christophe Beck.
Fotografía: Russell Carpenter.
Reparto:  Paul Rudd / Michael Douglas / Evangeline Lily / Corey Stoll / Bobby Cannavale / Michael Peña / T.I. Harris.
Género: Superhéroes.
Sinopsis: Scott Lang intenta rehacer su vida tras salir de la cárcel, pero no es fácil. Tras recaer en el crimen, llama la atención de un excéntrico millonario científico, el doctor Hank Pym, que le enseña la forma de ser un heroe salvando al mundo con el uso de la tecnología de reducción de materia que ha creado. Pero ser un heroe, tampoco es fácil.

El viernes por la tarde, fui con unos colegas a ver Ant-Man. Realmente no era algo que me apeteciese demasiado, estaba con la resaca de hacer el examen C1 de Cambridge, muy cansado, hacía calor... en fin, a pesar de todo lo que pasó luego (que no fue poco, y no viene a cuento), fue la mejor decisión que tomé para el día del viernes. Esta película sencillamente toca, roza y probablemente traspasa la genialidad.

La primera buena noticia de esta película, es que aunque adaptan todo lo que necesitan adaptar para vender, y para encajar esta película en el universo Marvel, se las ingenia para que sin ser lo mismo, se respete la historia original, cuando ni siquiera es Hank Pym el que toma la identidad de Ant-Man en esta película.



En la película, es Scott Lang el que un poco forzado por su situación, es escogido y entrenado por Hank Pym para usar su tecnología para robar otra tecnología (Chaqueta Amarilla) que su antigua compañía está dispuesta a vender al mejor postor.

Aunque la película siga de alguna forma la fórmula de "millonario excéntrico crea superhéroes", es una formula muy típica de Marvel y en este caso funciona. Scott adopta la identidad de Ant-Man, le entrenan en los tejemanejes de moverse siendo de tan minúsculo tamaño y le entrenan para controlar a las hormigas. Todo el entrenamiento, es sencillamente una cadena de secuencias y escenas que es alucinante.

Los efectos especiales, evidentemente son espectaculares a estas alturas de la carrera de Marvel Studios, las escenas de lucha increíbles y nunca nos falta el típico humor de heroe al que estamos tan acostumbrados.

Incluso hay pequeños guiños que a los Vengadores en algunas escenas de la película...


La historia y el desarrollo padecen de un realismo exagerado, con explicaciones científicas hasta morir relativamente plausibles, referencias al pasado de Hank Pym como Ant-Man a mansalva, también referencias a la Avispa y es muy creíble e interesante como van construyendo la historia parte a parte.

La música, como siempre, bastante buena, sin resaltar nada por encima de otras películas de Marvel.

Pero lo mejor, lo más increíble en esta película es la fotografía y los planos, evidentemente. Los planos a la hora de convertir a Ant-Man en pequeño o viceversa, o de convertir objetos pequeños en grande (dando por cierto un guiño a la posibilidad de que exista en el futuro la identidad de Goliath/Hombre Gigante). Los planos al principio de usar el traje, donde tú como espectador no sabías dónde se encontraba el personaje, introduciéndote de esa forma en la propia confusión del personaje... eso es una obra maestra. Los planos en los que está en pequeño y mueven objetos que percibes como gigantescos y luego te ponen el plano de la escala real de la acción y no sabes si reirte porque es gracioso o aplaudir al que ha hecho el guión técnico. Los planos son la mayor excelencia de esta película, no me cabe la menor duda.


Ciertamente una gran película, mucho mejor de lo que esperaba. Mucho mejor de lo que esperaba como espectador neutral y mucho mejor de lo que esperaba como fan. Porque de hecho, el Hombre Hormiga era mi vengador favorito en los comics y, ciertamente, han conseguido que ahora lo sea en el universo cinematográfico.

Ant-Man es una película que podría hacer disfrutar especialmente a los fans de Iron Man y que en calidad, la saga Iron Man y Ant-Man (en mi opinión) compiten. Lo único que inclina la balanza hacia el pequeño superhéroe es que ya era mi favorito de antes.

Sin duda una película de heroes Marvel no solo genial en sí misma, sino refrescante por como han aprovechado el peculiar superpoder de este heroe. Y como no, Ant-Man pasa a Los Vengadores. De hecho, debo decir que muchos de los que no siguen el cómic, no lo saben y este heroe le parece extravagante y raro y como que no pega mucho, pero para que lo sepais: Ant-Man no solo fue de Los Vengadores originales, sino que prácticamente no se puede entender Los Vengadores en ciertos puntos sin él.

Me parece una gran película para fans del universo de los comics y del universo cinematográfico, una película refrescante y original dentro de su propio universo y personalmente, la considero en este momento mi película favorita centrada en un solo heroe dentro del universo cinematográfico de Marvel Studios.

Lo Mejor: 
  • La originalidad respecto a otros heroes más clásicos.
  • El humor de Scott Lang.
  • El respeto a la historia original.
  • Los planos.
  • Chaqueta Amarilla y las escenas de acción.

Lo Peor: 
  •  Aunque respeten la historia original, sigue siendo una pena que no sea Hank Pym el que encarna a Ant-Man.
NOTA: 10/10. 

martes, 14 de julio de 2015

Agentes de S.H.I.E.L.D., 2ª Temporada


Bueno, qué tarde llega este artículo. El motivo de la tardanza es que estaba convencido de que ya lo había escrito y publicado, hasta que me dio por mirarlo.

Bien, la 2ª temporada... la 2ª temporada sigue la misma dinámica de no mostrar la verdadera temática hasta la mitad, pero de una forma mucho más grandiosa que en la 1ª temporada (donde una vez descubierta la traición de Ward, digamos que la acción "vuelve a la normalidad", cosa que no ocurre en esta temporada). Sin duda ha sido una montaña rusa de emociones (y de guiños a los seguidores del otro material de Marvel, especialmente Los Vengadores: La Era de Ultrón) que culmina con los Inhumanos, y que pasa por tener a la grandiosa Lucy Lawless como estrella invitada en un par de episodios.


En mi opinión, ha sido increíblemente inteligente por parte de Joss Whedon y equipo, emponderar todavía más a las mujeres, ya que en esta serie, las mujeres son los personajes más interesantes.

En esta temporada, podemos ver a la Agente Simmons entrar en trabajo de campo, lo cual la lleva a un nuevo nivel subliminalidad. Podemos ver el pasado de Melinda May, en un flipante episodio de flashback donde conocemos el origen de su apodo ("La Caballería"), además de poder conocer a su ex-marido, el motivo por el que se retiró de la acción y podemos ver como una agente doble toma su rostro, creando a uno de los enemigos más carismáticos de la serie, la Agente 33. Podemos ver la entrada de otra gran luchadora, capaz de competir con la propia Melinda May, Bobbi Morse, apodo "Mockingbird" ("Pájaro Burlón"). E incluso el personaje más insulso en mi opinión, que es Skye, adquiere una nueva dimensión de genialidad que hace que ahora sea de mis favoritas.


La temporada, como es costumbre en las series americanas hoy en día, se divide en dos partes. En la primera, vemos como nos presentan a un mercenario como ayudante, Lance Hunter y conocemos al padre de Skye de una vez por todas. También las motivaciones de Raina y lo que le ocurre a Coulson. Eso, claro, mientras continuan con los tejemanejes de Grant Ward, un nuevo enemigo que se ve condenado a llevar la cara de Melinda May para siempre (Agente 33) y mientras la purga de Hydra continúa. La primera parte, cierra sublime con un episodio en el que, tras dar sentido a los mensajes de Coulson, Skye y Raina se ven expuestas a una neblina Kree que va a desatar sus alteraciones genéticas.


Tras eso, descubrimos que Raina se convierte en una especie de monstruo espinoso y que Skye es una especie de telekinética, incapaz de controlar su fuerza mental. En este momento, entramos en la parte más genial de la trama. No solo es flipante el tema de los Inhumanos, también entramos en un torbellino de lealtades y deslealtades que a mí me tuvo enganchado hasta que acabó la temporada.

Por un lado, S.H.I.E.L.D. se divide entre los que confían en Skye tras su transformación y los que no. Además, nos llega a oidos que existe otra facción de S.H.I.E.L.D., autodenominada "el verdadero S.H.I.E.L.D." y descubrimos que Bobbi y Mack son dobles agentes para esta facción (toma palo). Y para cerrar, la propia Skye se ve dividida entre aceptar su condición de Inhumana y unirse a su, atención, A SU MADRE (esto es demasiado) o quedarse con S.H.I.E.L.D., ya que los líderes de ambos bandos se niegan a dar su brazo a torcer.


Si hubiese que nombrar grandes momentos o episodios, sin duda habría que nombrar la Neblina. Habría que nombrar a Isabelle Hartley (interpretada por Lucy Lawless). A los padres de Skye (perdón, de Daisy) y los Inhumanos. Habría que nombrar a Skye y su gran poder. Habría que mencionar a Bobbi Morse, una de las agentes más "badass" que jamás ha mostrado S.H.I.E.L.D.. Lance Hunter, que también se le acaba cogiendo cariño. Habría que mencionar la reaparición estelar de Lady Sif (personaje de Thor) y la primera mención a los Kree. El Más Allá es digno de mención también (la fotografía de ese escenario es sencillamente alucinante), así como los personajes de Lincoln y el teleportador ciego. Pero sobre todo, sobre todo, para mí, el episodio Melinda, donde no solo se nos explica la naturaleza del verdadero poder de Skye (manipular la vibración natural de las partículas de los objetos), sino que se nos cuenta todo el origen de la leyenda de Melinda May (y qué conexión tiene con los Inhumanos, como bien dictan en su publicidad, "todo está conectado").


Son momentos y episodios sublimes que quedarán para siempre grabados en mi memoria, los que hacen que no comparta las críticas negativas a esta temporada sino que crea que la temporada mejora muchísimo con respecto a la 1ª temporada (la cual empieza bien, pero tiene un periodo de relleno más bien flojillo).

Sin duda una temporada de lo más emocionante, con un gran cierre y expectativas de más para la 3ª temporada (la cual ya ha sido confirmada, y donde creo que están dando pistas de que van a hacer aparición los "Secret Warriors"). Mi temporada favorita de las dos emitidas, ya que tiene todo el drama, la intriga, la tecnología misteriosa y las puñaladas traperas de la 1ª, pero con un extra de personajes nuevos geniales, de genializar aún más los anteriores y de meter más poderes, que es algo muy característico del universo Marvel. Lo tiene todo mejorado y luego tiene un poco más. ¿Qué más podría pedir? Pues que resuelvan intrigas sobre los personajes que quedaron sin resolver en la 1ª temporada. Lo cual también hacen y hace que roce casi la perfección.

Sin embargo, sé que hubo críticas divididas. Gente que considera que esta temporada es peor. Críticas que rechazan a los Inhumanos como un recurso innecesario. Cosas así. Yo no estoy de acuerdo, pero os pregunto: ¿qué opinais vosotros?

NOTA: 10/10.


sábado, 4 de julio de 2015

Salem, 2ª Temporada


Acabo de terminar la season finale de Salem y me dispongo a vertir mis sentimientos al respecto, que se encuentran bastante mezclados (sé que normalmente digo eso para justificarme, pero en este caso es real).

Tras una acaparadora campaña para promocionar esta 2ª temporada del thriller sobrenatural y fantasía oscura que es la serie Salem, en la que nos arrollaban con imágenes, seamos honestos, bastante espectaculares y prometedoras (aunque conceptuales) con el eslogan "Witch War" ('Guerra de Brujas'), por fin pudimos ver esta temporada, que retoma desde el punto donde lo dejaron: la plaga del Gran Rito está desatada por Salem y el aquelarre (ahora de repente llamado "Colmena" o simplemente "Brujas de Essex") espera la llegada de su "Señor Oscuro", que llegará cuando realicen una ceremonia en el momento exacto en que un cometa pase sobre la Tierra.


Mientras esto ocurre, vemos como un suspicaz Dr. Wainwright llega a Salem esperando encontrar una cura a la plaga que la asola (y que nos es mostrada con escenas muy repulsivas), mientras Mary cree que John Alden ha muerto e intenta recuperar el tiempo perdido con su hijo. Por otro lado, Mercy Lewis reúne a su ejército y aparentemente ha adquirido un familiar (no lo dicen explícitamente, pero juguetea mucho con cuervos en su magia), mientras una poderosa bruja de antiguo linaje arriba a Salem con su hijo, la Condesa Marburg, interpretada por la siempre magnífica Lucy Lawless. Todo esto se cuece mientras Tituba continúa su red de mentiras y descubrimos que John Alden no solo está vivo, sino que se consagra a los poderes del Gran Espíritu que adoran los indios (en una escena de un ritual que es increíblemente chula, con una gran psicodelia, en la que es tatuado ritualmente, una de mis escenas favoritas de todos los tiempos) y se convierte en un voraz cazador de brujas. Y todo mientras Anne Hale lidia con su herencia.


No voy a negar que ha sido una temporada increiblemente interesante. Es decir, los personajes brillantes seguían siendo brillantes (excepto Tituba, que perdió todo su brillo y esplendor en esta temporada). El personaje de la Condesa Marburg es sencillamente exquisito (y toda esa mitología que arrastra de reencarnaciones de lo que fueron figuras de brujas mitológicas como Medea o la Condesa Bathory, y su primera gran encarnación, Hécate, tomando la teoría de que Hécate fue una hechicera antes que una diosa). Toda su "magia de agua" (#WaterWitch) era increiblemente interesante y tan poderosa que daba miedo. El personaje de Sebastian, su hijo, sin embargo, es más del montón, para mi gusto.

Respecto a Anne Hale, se hace un personaje muy interesante, pero en el último episodio se le va la pinza y no me hace ni pizca de gracia lo que ocurre con ella. Eso sí, Mr. Brown Jenkins es un familiar adorable (y para los que no lo sepais, está inspirado en una rata que aparece en Los Sueños en la Casa de la Bruja, un relato corto de H.P. Lovecraft. Que monería).

Además está muy guay que se aprende mucho sobre el Aquelarre de Essex (que es el que compone a las brujas de Salem, en Essex se han dado uno de los juicios más importantes y conocidos de brujas de la historia de Europa y de las transcripciones de esos juicios se ha extraído gran parte de la información que se conoce de la brujería de aquel entonces), sobre sus Ancianos, sobre sus orígenes, sobre por qué el bosque es tan importante para ellos, y eso mola mucho. Se aprende sobre el Señor Oscuro al que las brujas sirven, y se aprende sobre qué habita dentro del hijo de Mary Sibley. Hay un factor emocional muy importante y muy intenso en esta temporada que me encanta. Además está la filosofía del bien y el mal, y como apuntan que el Diablo que adoran las brujas no es el Satán que los puritanos desprecian. Hay una frase que ha circulado por toda la comunidad de brujos modernos, aquellos que activamente se separan del concepto "Wicca" (y los cuales prácticamente todos adoran esta serie por considerarla un poco más cercano a lo que practican a pesar de su alto grado de fantasía), que es la siguiente:

"The Devil they fear is not the Devil I know" - por Mary Sibley.

"El Diablo al que temen no es el Diablo al que conozco", implicando que no existe un mundo blanco y negro, y alegando a esa figura que en la comunidad de brujos auténtica se conoce como "El Diablo Folclórico", el patrón de las brujas al que los cristianos llamaron "Diablo", pero que no es el ser mitológico antagónico al cristianismo sino otra cosa que es patrón de los brujos. Sé que a muchos esto les da absolutamente igual y lo respeto. Pero desde mi punto de vista, conocer todo esto ha hecho la serie infinitamente más interesante de lo que lo es por sí misma, descontextualizada de todo. Y sin duda, esta temporada, como la primera, es un nido de frases célebres.

Claramente ha sido una temporada interesante, y cuanto más voy escribiendo esta reseña, más momentos interesantes voy recordando. Para mí ha tenido 3 problemas principales. El primer problema ha sido Tituba: la considero uno de los personajes más interesantes, reducido a un papel secundario a más no poder. No me ha gustado ni un pelo (y si su muerte ha sido auténtica, creo la serie va a decaer y mucho). El segundo problema, es que esta temporada ha tendido a acabar con las lineas argumentales más interesantes de forma abrupta y en mi opinión, no de la forma más interesante. Argumentos como la entrada de Anne Hale a la brujería, argumentos como la del Dr. Wainwright a punto de ser iniciado en el Aquelarre de Essex, las Ancianas del bosque... todo acaba de forma abrupta y no muy satisfactoria (si bien un análisis profundo de cada corte argumental a veces trae conceptos interesantes, pero se necesita mucha profundidad y ver los análisis de los creadores de cada episodio, donde por ejemplo explican que una novata como Mercy puede matar a las Ancianas porque realmente les protegía más su estatus y las leyendas sobre ellas, que no un auténtico poder mágico). Y bueno, lo tercero que no me hizo mucha gracia y que me parece horripilante es algo que empezó en la season finale de la 1ª temporada: esa manera de dar un poder a las brujas que empezó a exceder ciertos poderes mentales y rituales en los que interceden los familiares y espíritus de la tierra, y que hizo que empezaran a parecer más X-Men que no brujas. Es el motivo por el que American Horror Story: Coven terminó por no gustarme apenas y es algo que en mi opinión rebaja el interés de esta serie. Una visión fantástica pero un poco más realista, haría en mi opinión una serie más tenebrosa, dura y por supuesto, de miedo.

Pero en general, ha sido una temporada buena, aunque el final llegó a ser un poco predecible y ahora, con tanto muerto, aparentemente, a saber qué pasa. En mi opinión, creo que van a jugar con el regreso de Wainwright, ya que fue condenado al Infierno en vida (por lo que puede escapar, como hizo Dante y de ahí la genial referencia que hicieron a Dante), pero ni idea de si piensan dejar viva a Tituba después de todo, ni de qué coño va a tratar la siguiente temporada ahora que Marburg ha muerto.

NOTA: 9/10.

miércoles, 1 de julio de 2015

The Nightmare (8/10)


Título original: The Nightmare.
Año: 2015.
Duración: 94 mins.
País: Estados Unidos.
Director: Rodney Ascher.
Guión: Rodney Ascher.
Música: Jonathan Snipes / William Hutson.
Fotografía: Bridger Nielson.
Reparto:  Yatoya Toy / Siegfried Peters.
Género: Documental / Terror Sobrenatural.
Sinopsis: Un documental dramatizado en el que el director Rodney Ascher se adentra en el terrorífico mundo del fenómeno conocido como "parálisis del sueño". En este documental, se entrevista a 8 personas que alegan sufrir parálisis del sueño y se intenta recrear con actores profesionales sus experiencias durante estos episodios.
 
The Nightmare es una película que estuve esperando durante mucho tiempo debido a que la parálisis del sueño y la gente sombra, son ambos temas de mi especial interés, sobre todo desde un punto de vista folclórico y paranormal. Lo que no sabía mientras esperaba, es que la película era realmente un documental y no una película de ficción con su propio hilo argumental.
 
Esta película, que tuve la desgracia de ver con unos subtítulos paupérrimos que no sé de donde salieron (pues la trajo mi amigo Jose), la vi de sorpresa cuando quedé con unos amigos para ver una película random. No sufro por haberla visto en inglés pues, ahora que sé que es un documental, es muy probable que nunca llegue a España (Spain is different!).
 
Como se explica arriba, este documental contiene una entrevista con preguntas fijas a 8 personas que sufren parálisis del sueño, y que explican sus experiencias y sensaciones al sufrir estos episodios, así como su punto de vista sobre qué lo provoca o qué significado tiene. Sin embargo, en la película no aparecen los auténticos entrevistados, sino actores profesionales que proporcionan las respuestas y explicaciones interpretando a las auténticas víctimas de este desorden del sueño. Estos actores profesionales también realizan dramatizaciones de lo ocurrido durante las explicaciones.
 
La genialidad de esta película es que al grabar a actores profesionales dramatizando situaciones, hay muchos momentos que son simplemente de película de ficción, con sus efectos especiales y su... ¿cómo describirlo? Su sensacionalismo. Además, no cogen casos leves de parálisis del sueño, sino casos extremos donde los episodios se mezclan con alucinaciones recurrentes (de ahí el sensacionalismo, hay que proporcionar el factor terror al asunto), normalmente con visiones de la "gente sombra" ("shadow people", en inglés), un fenómeno del folclore moderno y la cultura paranormal popular donde figuras humanoides sombrías o aparentemente compuestas por sombras tridimensionales visitan a estas personas y las observan durante su parálisis (y también hay casos donde estas figuras les habla de forma coherente, les sujeta, etc., generando varias teorías sobre sus orígenes, incluyendo la teoría popular de que son demonios o espíritus que no han sido nunca descarnados -que no son fantasmas-). Todo esto mezclado con los mitos de las maras y los íncubos y súcubos creando un documental a medias con el cine de terror.


La dinámica general de la película es que el entrevistado comienza a explicar una experiencia y enseguida, se pasa a mostrar una dramatización de lo que se explica, continuando la explicación como una voz en off. Dichas escenas no reparan en efectos especiales y en procurar la atmósfera y la música más terrorífica o tensa posible, por lo que se puede llegar a disfrutar bastante de estas escenas, pues equivalen a las escenas de sustos efectistas de cualquier película de casas encantadas de últimamente. Realmente las imágenes llegan a ser aterradoras, y aunque no sé como de realista son estas representaciones, si son mínimamente fieles debe ser algo terrorífico porque en serio, está muy logrado y pone los vellos de punta esta "gente sombra" mostrada en la película.

De hecho, hubo un par de momentos donde pasé una cierta tensión (no diré miedo) y donde llegué a identificarme con la víctima, pues aunque nunca sufrí parálisis del sueño, puedo llegar a imaginarme lo que es sentirse así y tener esas visiones, especialmente cuando crees que son cosas reales (pues la mayoría afirmaba creer que la "gente sombra" era real y que son seres de otra dimensión, que son demonios del Infierno... en fin, con un pequeño acto de empatía podreis imaginar lo aterrador que debe ser para ellos).

La verdad es que disfruté bastante a pesar de que entré con cierto escepticismo al saber que se trataba de un documental y no puedo más que recomendarlo, tanto si te interesa el tema (de la parálisis del sueño o de la gente sombra), como si quieres tomártelo como una especie de película de terror, pues tiene escenas muy chulas y a mí, particularmente, no me aburrió nada. Solo que si vas a verla subtitulada, asegúrate de pillarte unos buenos subtítulos, no sea que te pase como a mí, jajaja.

Y ya sabeis, vedla bajo vuestra propia cuenta y riesgo y no dudéis en comentar abajo para cualquier cosa que querais agregar a lo dicho, concordancia, discordancia o duda. Nos vemos a la próxima.

NOTA: 8/10.