domingo, 28 de junio de 2015

Un Hombre Lobo Americano en París (5/10)


Título original: An American Werewolf in Paris
Año: 1998.
Duración: 103 mins.
País: Estados Unidos.
Director: Anthony Waller.
Guión: Tim Burns / Tom Stern / Anthony Waller.
Música: Wilbert Hirsch.
Fotografía: Egon Werdin.
Reparto:  Tom Everett Scott / Julie Delpy / Vince Vieluf / Phil Buckman / Julie Bowen.
Género: Terror / Hombres Lobo / Adolescente.
Sinopsis: El joven americano, Andy y sus dos amigos están de vacaciones en París. Una noche, se cuelan en la Torre Eiffel y Andy rescata a una chica que le deja prendado, Serafine, la cual estaba a punto de suicidarse. Pero en su incansable búsqueda por encontrarla tras esa noche, Andy se ve arrastrado a un mundo de sangre y horror que es el día a día de la bella Serafine.
 
Bueno, el sábado vi esta película, la cual había visto ya siendo un adolescente y me apetece hacer una crítica. Esta película es una película americana, remake del clásico "Un Hombre Lobo Americano en Londres" ('An American Werewolf in London'), de la cual toma muchas ideas.
 
Cuando era joven y vi esta película, me enamoré de ella. Pero, es algo que suele pasar, algunas películas envejecen muy mal. Y esta, envejece peor.
 
Cabe decir que ahora que conozco la original, esa es muchísimo mejor. También cabe decir que los paupérrimos efectos especiales a la hora de hacer la transformación, no es el principal motivo por el que esta película envejezca tan mal.
 
En fin, la película empieza con unas escenas muy raras, imposibles y fantásticas, y la verdad es que como se suele decir por el sur, todo el argumento del principio no tiene "ni chicha ni limoná". Aclarado esto, hay que agregar las secuencias increíblemente largas y la interacción poco creíble entre los protagonistas. Y ya no hablemos de escenas de alucinaciones que no aportan nada de nada y primeros planos de tetas sin venir a cuento. Los hombres lobos apestan a ordenador, pero eso se podría perdonar un poco porque era la entrada de los ordenadores al mundo de los efectos especiales (si bien la transformación en la película original estaba mejor hecha, a pesar de ser 17 años antes). Pero que los hombres lobo parezcan simios grandes con dientes y garras que van a cuatro patas, pues no se perdona tanto.
 
La banda sonora es normalita, así como la fotografía. La mayoría de planos son bastante cutres, especialmente cuando quieren hacer que los personajes hagan fuerza sobrehumana y no tienen para pagar a un especialista, así que juegan con los planos y ángulos (bastante mal, de hecho) y el desarrollo es monótono a más no poder.
 
 
En definitiva: que no consigo recordar por qué esta película me gustaba tanto cuando era joven, y que la única razón de que no tenga un 4 es porque tiene algunos puntos cómicos que me hace ser indulgente. Eso, y el efecto nostalgia, claro está. Pero realmente no es una película que pueda recomendar.

Dicho esto, ya sabeis: vedla bajo vuestra propia cuenta y riesgo.
 
NOTA: 5/10.


No hay comentarios:

Publicar un comentario