viernes, 26 de junio de 2015

Revenge (Serie Completa)


Bueno, ya se ha acabado la cuarta y última temporada de la serie Revenge, una de las series no fantásticas que más hondo me ha llegado a calar, y me gustaría dar un pequeño repaso por su recorrido, hacer una pequeña reseña a la totalidad de la serie y comentar mis emociones al respecto.

Para el que no la conozca, Revenge trata de una joven llamada Emily Thorne, que compra una casa en la playa de Los Hamptons, junto a la Mansión Grayson, la mansión del matrimonio conocido como "Los Reyes de los Hamptons". Emily Thorne, que aparenta ser la típica chica-de-al-lado, que se enamora del primogénito Grayson, Daniel, y que quiere vivir la vida sofisticada de todo rico que va a Los Hamptons, resulta que es en realidad Amanda Clarke, hija de David Clarke, un hombre acusado falsamente de terrorismo y separada de él por una trama de confabulaciones que le impidieron volver a verle antes de ser asesinado en la cárcel. Ahora, como adulta consciente de la verdad que rodea al caso de su padre, llega a Los Hamptons con su nueva identidad para cumplir su venganza contra todos y cada uno de los que participaron en esa trama que le separó de su padre y así conseguir por fin, limpiar el nombre de su padre. Su principal objetivo es Victoria Grayson, la matriarca de la familia, una mujer implacable a la que para poder derribarla, deberá contar con la ayuda de Nolan Ross, un excéntrico millonario que siente lealtad hacia ella por el apoyo que le dio David Clarke en vida, así como deberá lidiar con los sentimientos que provoca su reencuentro con Jack Porter, su gran amor de juventud.

Esta serie, que entró como una de las apuestas más flojas de ABC, probablemente fue vista por muchos solo para seguir las desventuras de la actriz Emily VanCamp, la cual ya había conseguido cierto séquito de fans por su aparición estelar en la serie Cinco Hermanos y sin embargo, golpeó fuerte a todos los escépticos como yo de una manera que no lo vimos venir.


La primera y segunda temporada son sencillamente BRILLANTES. En la primera temporada, vemos como una joven vengativa viene con su falsa identidad y consigue que el primogénito de la familia Grayson le pida matrimonio, y como hábilmente va escalando en la alta sociedad para conseguir destruir a aquellos que traicionaron a su padre. Lo que no esperaba nadie es que el alcance de su plan fuese tan enorme y que sus venganzas fuesen tan imaginativas.


En la segunda temporada, tras una trepidante season finale que nos deja boquiabiertos, la trama continúa, con una Emily Thorne que planea posponer su agenda de venganza para buscar a su madre, y así descubrir que la implicación Grayson no solo se limita a la trampa tendida a su padre, sino que va mucho más allá. Mientras, intenta descubrir al asesino de su padre, un misterioso hombre de pelo blanco, y su implicación con la Compañía Americon, una misteriosa entidad que parece estar en el ojo del huracán.

Mientras, los Grayson viven sus propias batallas y Nolan Ross se siente atraído hacia una de sus empleadas, pero solo para descubrir que también tiene una agenda propia. Y todo mientras Aiden Mathis, una figura del pasado de Emily, entra en juego.


En esta temporada, Emily Thorne empieza nuevas estrategias para destruir a los Grayson mientras su boda con Daniel se hace inminente. Pero Emily y Victoria entran en una cruenta guerra en la que cualquiera puede ser un daño colateral.

Esta temporada, en mi opinión, se caracteriza por estar dividida en tres partes, desde mi punto de vista. La primera parte es una genialidad y sigue la tónica de las 2 primeras temporadas. Entonces, empieza ya un trozo que en mi opinión es un rollazo. Y no es que sea un rollazo en sí mismo, es esa sensación de "esto debió acabarse ya hace varios episodios, donde tuvieron la oportunidad de cerrarlo todo de una vez por todas". Pero entonces, se tiene la season finale más brutal que se ha visto en muchos años, con dos grandes revelaciones: una de Emily a uno de los personajes principales sobre su identidad, y otra una gran revelación respecto a David Clarke que se hace en exclusiva al espectador. Y así te corta... queriendo un poquito más de venganza en tu vida.


La cuarta temporada, también tiene en mi opinión una división de momentos. Lo cierto es que empecé esta temporada con desgana, es una serie con una trama que no da a que se extienda demasiado, por lo tanto ya me desganaba continuarla. No es como una serie de fantasía donde siempre puedes meter un monstruo nuevo.

Mi sincera opinión y análisis es que el desarrollo en la primera mitad de la temporada es... flojo. La season finale de la tercera temporada es muy épico, pero la forma de hacer las revelaciones interna en la temporada es floja, no es tan épica como uno espera que los personajes reciban esa información, es muy directa, sin expectación, todo muy rápido...

Pero entonces, nos golpean la cabeza con la muerte de un personaje principal, Emily vuelve a frotarse las manos con venganza y todo empieza a parecer como en la primera temporada: Emily Thorne y Nolan Ross juntos, desbancando enemigos con intrigas que parecen imposibles de planear, con la diferencia de que la venganza ya no es un concepto limitado a Emily Thorne, otros personajes empiezan a asumirla (especialmente Victoria), lo que hace esta parte de la temporada mucho más interesante.

Sin embargo el final es... no es flojo, realmente a nivel argumental, es casi todo lo que te puedes esperar (sin embargo el fin de personajes muy carismáticos, te lo esperas muchísimo más grande y no fue así), pero te hacen una secuencia que cronológicamente es dispar y en mi opinión aburrida. Pero como todo, bien está lo que bien acaba y la historia de cierre es muy preciosa y emotiva, aunque no explican las desventuras o reencuentros entre algunos personajes, pero al menos cierran la historia. Menos para Nolan Ross, que el pobre, tras tres novios y dos novias todos y todas con problemas mentales o personales que le hicieron pasar por un infierno, uno se esperaba un poco de felicidad en su vida para nuestro número 3 en la Escala Kinsey favorito... pero bueno, dejan caer que igualmente encuentra su felicidad por otras vías (una vía que para mi, como espectador, fue sorprendente, aunque venían anunciándolo desde hace varios episodios, pero no pensé que el personaje fuese a tirar por ahí).


Y en definitva esta es una serie magnífica que nos hizo a todos comernos nuestro escepticismo original. Una serie intrigante, emocionante, original dentro de su género, con unos personajes de lo más carismáticos (a destacar Emily Thorne, Nolan Ross y Victoria Grayson como la tríada más brutal de personajes en un drama de intriga que he visto jamás). La forma de desarrollar las intrigas te hace todo el tiempo desear más y querer saber más, por no hablar de todas las teorías locas que te hace crearte en tu cabeza hasta que te golpea con la verdad en la cara sin verlo venir.

Una serie que no me arrepiento jamás de haber visto, que a pesar de su cancelación, se agradece mucho que por respeto a los fans hayan decidido cerrar la trama y no dejarnos con las carnes abiertas como otras han hecho y que volvería a ver (y volveré a ver, acompañado, para hacer video-montajes relacionados o solo y por placer) mil veces más. Doble infinito de veces más, de hecho.

Sinceramente, no puedo parar de recomendárosla. De hecho solo ha perdido el punto por esas dos medias temporadas que flojearon y el final no-tan-épicamente-explicado, pero la serie, como concepto general, es de 10 (para mí).

NOTA: 9/10.


No hay comentarios:

Publicar un comentario