jueves, 28 de mayo de 2015

Penny Dreadful, 1ª Temporada (9/10)


Bueno, aquí una serie que llevaba mucho tiempo queriendo opinar respecto a su primera temporada, ahora que la 2ª temporada está en plena emisión. Pero antes de empezar, debo aconsejar algo que rara vez aconsejo: el doblaje español de la serie tiende a ser basurilla (excepto por los actores de doblaje de un par de personajes, que se esfuerzan y lo bordan), para vivir la experiencia completa de esta serie, recomiendo verla en versión original subtitulada (y si tienes conocimientos de inglés, por básicos que sean, la experiencia se triplicará).

También aviso que a partir de que empiece el comentario puede ser que haya spoilers, ya que siempre aviso: estos artículos son para analizar la temporada, no solo por recomendar la serie (para eso ya haré artículos que dejaré fijos sin filtrar un solo spoiler). Es para que sepais lo que pienso y analiceis si estais de acuerdo conmigo o no (y me lo digais y debatamos, si os apetece).

Bien, poniendo en antecedentes sobre esta serie, es una serie de terror y fantasía oscura, ambientada en el Londres victoriano sobre una serie de personajes que en principio avanzan separadamente pero el destino se las apaña para hacer que sus caminos se vayan cruzando. La serie bebe de estereotipos del terror de la conocida como "literatura gótica" de origen británico, americano y europeo en general (Frankenstein, El Paraíso Perdido, Drácula, El Retrato de Dorian Gray, Fausto, etc.). De hecho el título hace referencia a unas historietas semanales o mensuales del siglo XIX que eran vendidas por un penique de los antiguos (penny) y que eran referidos despectivamente como "penny dreadful", "penny awful" o "penny horrible".

Estos personajes no solo beben de dicha literatura, sino que son personajes extraídos de ésta y reinterpretados para seguir un argumento en el que sus vidas se influyen mútuamente. Hablamos de Sir Malcolm Murray, un explorador del continente africano que busca a su hija Mina Harker, la cual mantiene cautiva una criatura sobrenatural; Vanessa Ives, una señorita de buena cuna con habilidades psíquicas y algo oscuro encerrado dentro de ella y Sembene, el criado negro y fuerte de todo señorito blanco europeo. A estos se les une el doctor Victor Frankenstein, un científico obsesionado con averiguar cúal es la línea que separa la vida y la muerte y Ethan Chandler, un pistolero americano que huye de un pasado turbio que dejó allá en las Américas. A este peculiar grupo que anda en busca de la hija de Sir Murray y la criatura que la atrapó, se agregan otros personajes no directamente relacionados con estos, como lo son Brona Croft, una prostituta inmigrante de Irlanda con tisis; Dorian Gray, un joven apuesto y excéntricamente hedonista de la alta sociedad obsesionado con los retratos y aunque no aparece en la imagen de arriba, Calibán, una criatura inmortal que busca ser amado desesperadamente (y que dispongo aquí abajo la imagen).


Hay que admitir que esta serie es una delicia para lectores de este tipo de literatura especialmente, ya que la serie no se centra tanto en la acción como en la psique de los personajes y las repercusiones de sus pecados y secretos en sus vidas y las de sus seres queridos, así como explora conceptos explorados en dichas novelas como el pecado, la lujuria, la salvación o Dios. La serie engancha estereotipos de dicha literatura y de la época (como el fervor por el espiritismo de la época) para imbuir al lector en un mundo de terror de siglos pasados (incluyendo una cantidad importante de recursos literarios y poesía en los diálogos de los personajes). Es una temporada de un fluir lento pero firme y constante que no deteriora su idiosincrasia en ningún momento, a la vez que se permite enseñar los horrores de la carne, la guerra y la deformidad que la época en la que dichas novelas e historias vieron su edición no permitía mostrar explícitamente.

Cabe recalcar que la ambientación es magnífica (de buen seguro hay permisos a la historia, pero la arquitectura, la atmósfera e incluso el lenguaje de los personajes, crean la experiencia de un Londres victoriano en plena época). La forma de canalizar lo sobrenatural, siempre conectado a los miedos, tentaciones y culpas a las que se ven sometidos los humanos es una exquisitez, así como lo es la selectísima banda sonora que nos inunda de espíritu de horror británico. La forma de desarrollar las tragedias argumentales son sencillamente de una brillantez genial y, si teneis algo de sensibilidad artística o literaria, tened los pañuelos cerca, pues las lágrimas están aseguradas.

El erotismo es un elemento común a toda la serie (a ver... es Showtime) y cabe decirlo, pues la sexualidad es el gran tabú tras toda la historia de Penny Dreadful, avisado está quién no la haya visto. En este aspecto (y en la serie, en general) cabe destacar el increíble trabajo de Vanessa Ives, la cual es mostrada como una entidad a la que temer y también como una seductora súcubo, y cuya interpretación en tan solo el 2º episodio, pone la piel de gallina. También hay otros juegos de erotismo como jugar con el amor y la belleza (Calibán), la virginidad (Frankenstein), el hedonismo del que no teme a la muerte (Dorian Gray), la prostitución (Brona Croft) o la fluidez sexual (Ethan Chandler). De hecho [SPOILER ALERT ON]han sabido muy bien como jugar con el público homosexual y bisexual masculino y el heterosexual femenino, ya que esa escena en la que podemos ver a Josh Hartnett enrollándose con otro hombre es sencillamente un intento de jugar con las fantasías del tan deseado Hartnett... un intento de éxito rotundo[SPOILER ALERT OFF].

Las escenas de emociones intensas y en las que la moral, lo correcto y el abuso están entremezclados y difusos, son recurrentes y nos vemos a menudo en el pellejo de los personajes teniendo que tomar difíciles decisiones que no solo les afecta a ellos y sus muy escondidos secretos, sino a la gente de su entorno que aman y quieren proteger, y suelen hacerlo traspasando los límites clásicos del Bien y del Mal.


Dicho esto, solo me queda decir que la serie y la temporada son excelentes. Que no hay mucho que criticar de ella, pues hasta su lentitud es algo que se aprecie y que esta serie solo tiene una definición: literatura de terror de siglos pasados en formato audiovisual.

NOTA: 9/10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario