jueves, 7 de mayo de 2015

Doctor Who, 2ª Temporada


Bueno, toca la crítica de la 2ª temporada de esta serie. Creo que esta serie no necesita más presentación (pues si la necesita, ya creo que hice suficiente en el artículo sobre la 1ª temporada). Como ya dije en ese artículo, esta temporada no hace más que mejorar exponencialmente. Como esta serie tiene tendencia a tener episodios especiales (de navidad, principalmente), ahora lo comento brevemente.


La Invasión de Navidad:

Aunque suelo ser muy fan de los especiales de Doctor Who, debo decir que este especial no es nada del otro mundo. Lo más interesante, si es la primera vez que ves la serie (que no es mi caso), es la incertudumbre que crea no saber qué le ocurre al Doctor y a la Tierra. No me malinterpreteis, es un buen episodio, pero no es memorable.

En este episodio, mientras el Doctor se recupera de su cambio (ya observado a finales de la 1ª temporada), unos robots disfrazados de Santa Claus y armados atacan a Rose Tyler y el Doctor de las formas más ingeniosas (el árbol de navidad que corta es lo nunca visto). Finalmente, se revela que se trata de un ataque alienígena de una especie conocida como "Sycorax" ("Sycorax molan") y que por alguna razón son capaces de controlar la voluntad de todos los humanos con sangre de tipo A+ (la explicación a esto, mola mucho). Así que finalmente el nuevo e inesperado Doctor, Rose Tyler y la Primer Ministro Harriet Jones (a la que conocimos en la historia de dos episodios de la 1ª temporada, cuando la invasión de los Slitheen) se enfrentarán a esta amenaza, revelando intereses y actuaciones ocultas y un lado del Doctor que desconocíamos.

Realmente el episodio es muy interesante, pero muy lento. Pero es muy curioso el toque navideño que recibe y tiene cierta intriga al no ser fácil de averiguar como y por qué los Sycorax pueden doblegar solo a los A+.


En esta temporada, como ya he dicho, desde el final de la 1ª temporada (incluyendo el especial de navidad), se nos presenta al siguiente Doctor tras los eventos ocurridos que le obligan a trasmutar su cuerpo como ya había hecho en 9 ocasiones anteriores al comienzo de esta serie en 2005. En este caso, estamos en presencia del Décimo Doctor, encarnado por David Tennant, para muchos fans del Whoniverso, el mejor de todos los Doctores que se han visto jamás (y de momento, coincido).


En esta temporada, todo sigue igual o mejorado: la BSO sigue en su misma onda electrónica-psicodélica, siguen metiéndose en situaciones absurdamente peligrosas y viviendo momentos históricos y siendo unos irreverentes con figuras ilustres de la historia británica. Lo único que cambia son dos mejoras: muchos más episodios con argumentos memorables y además, más conexiones con otras partes y momentos del Whoniverso. Y sus absurdeces y comentarios son incluso mejores (Tipo: "Alteza, ¿no ha notado algo extraño en mi personal?" - Doctor: "son fuertes, calvos, su mujer no está en casa... ¡pensé que estaba contento!" xD. Este Doctor es grande).


En esta ocasión, el Doctor y su acompañante Rose Tyler nos llevan a lo largo y lo ancho de la historia. Vamos a la nueva Tierra que los humanos habitan tras la destrucción de la Tierra (1ª temporada), visitan a la Reina Victoria, conocen los orígenes del hombre lobo y vemos nacer el Instituto Torchwood. También conocemos a Sarah Jane Smith, antigua acompañante del Doctor, así como a otro de sus viejos acompañantes, K-9, el perro robot más adorable del que jamás hayais sido testigos. También visitaremos a Madame de Pompadour (triste historia la de esa mujer y el Doctor... la primera de muchas en arrancarme lágrimas). Visitaremos un universo paralelo y veremos elevarse a los Cybermen. Conoceremos al ser que engendró el mito de Satán (épica historia), conoceremos al Ejército de los Fantasmas (sublime como juegan con nuestra forma de generar hipótesis fallidas), veremos un tesoro de los Señores del Tiempo que aparentemente no se puede abrir, una bola sin presencia, masa ni temperatura y el regreso de los más temidos enemigos del Doctor a una escala masiva ("tecnología de los Señores del Tiempo"... sublime lo sencilla que es la explicación y como se las ingenian para que no lleguemos a ella).


Y mención aparte se merece la despedida más épica de la historia de la TV. En serio, esa despedida... esa despedida se merece todos los premios que puedan ganar una serie y un actor. Esa despedida deja en bragas a todos los héroes épicos y trágicos de la historia. El por qué han de despedirse, el como, la forma de dramatizarlo, lo que llegan a tener que hacer para decirse un último adiós, todo es METAÉPICO. Os lo prometo: si teneis alma y sangre en las venas, llorareis como niñas pequeñas a las que se les ha caído la piruleta al suelo. Yo pensé que al ser la segunda vez que lo veía ni me inmutaría, pero no: mi madre (mi fiel acompañante televisiva) y yo, llorando como dos putos desgraciados. Llorar debería ser malo, pero en este caso, en este caso es lograr una tarea de proporciones hercúleas.

En definitiva, el doble de aventuras, el doble de humor, el doble de intrigas y el doble de emoción. Una temporada que sin dudarlo, supera a su antecesora (que ya de por sí puede ser clasificada de magnífica). Para mí ha sido una temporada perfecta. Tiene de todo.

¿Y vosotros qué opinais? Podeis dejarme vuestros pensamientos, sentimientos y opiniones en la cajita de comments de abajo.

¡Hasta la próxima!

NOTA: 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario