jueves, 28 de mayo de 2015

Penny Dreadful, 1ª Temporada (9/10)


Bueno, aquí una serie que llevaba mucho tiempo queriendo opinar respecto a su primera temporada, ahora que la 2ª temporada está en plena emisión. Pero antes de empezar, debo aconsejar algo que rara vez aconsejo: el doblaje español de la serie tiende a ser basurilla (excepto por los actores de doblaje de un par de personajes, que se esfuerzan y lo bordan), para vivir la experiencia completa de esta serie, recomiendo verla en versión original subtitulada (y si tienes conocimientos de inglés, por básicos que sean, la experiencia se triplicará).

También aviso que a partir de que empiece el comentario puede ser que haya spoilers, ya que siempre aviso: estos artículos son para analizar la temporada, no solo por recomendar la serie (para eso ya haré artículos que dejaré fijos sin filtrar un solo spoiler). Es para que sepais lo que pienso y analiceis si estais de acuerdo conmigo o no (y me lo digais y debatamos, si os apetece).

Bien, poniendo en antecedentes sobre esta serie, es una serie de terror y fantasía oscura, ambientada en el Londres victoriano sobre una serie de personajes que en principio avanzan separadamente pero el destino se las apaña para hacer que sus caminos se vayan cruzando. La serie bebe de estereotipos del terror de la conocida como "literatura gótica" de origen británico, americano y europeo en general (Frankenstein, El Paraíso Perdido, Drácula, El Retrato de Dorian Gray, Fausto, etc.). De hecho el título hace referencia a unas historietas semanales o mensuales del siglo XIX que eran vendidas por un penique de los antiguos (penny) y que eran referidos despectivamente como "penny dreadful", "penny awful" o "penny horrible".

Estos personajes no solo beben de dicha literatura, sino que son personajes extraídos de ésta y reinterpretados para seguir un argumento en el que sus vidas se influyen mútuamente. Hablamos de Sir Malcolm Murray, un explorador del continente africano que busca a su hija Mina Harker, la cual mantiene cautiva una criatura sobrenatural; Vanessa Ives, una señorita de buena cuna con habilidades psíquicas y algo oscuro encerrado dentro de ella y Sembene, el criado negro y fuerte de todo señorito blanco europeo. A estos se les une el doctor Victor Frankenstein, un científico obsesionado con averiguar cúal es la línea que separa la vida y la muerte y Ethan Chandler, un pistolero americano que huye de un pasado turbio que dejó allá en las Américas. A este peculiar grupo que anda en busca de la hija de Sir Murray y la criatura que la atrapó, se agregan otros personajes no directamente relacionados con estos, como lo son Brona Croft, una prostituta inmigrante de Irlanda con tisis; Dorian Gray, un joven apuesto y excéntricamente hedonista de la alta sociedad obsesionado con los retratos y aunque no aparece en la imagen de arriba, Calibán, una criatura inmortal que busca ser amado desesperadamente (y que dispongo aquí abajo la imagen).


Hay que admitir que esta serie es una delicia para lectores de este tipo de literatura especialmente, ya que la serie no se centra tanto en la acción como en la psique de los personajes y las repercusiones de sus pecados y secretos en sus vidas y las de sus seres queridos, así como explora conceptos explorados en dichas novelas como el pecado, la lujuria, la salvación o Dios. La serie engancha estereotipos de dicha literatura y de la época (como el fervor por el espiritismo de la época) para imbuir al lector en un mundo de terror de siglos pasados (incluyendo una cantidad importante de recursos literarios y poesía en los diálogos de los personajes). Es una temporada de un fluir lento pero firme y constante que no deteriora su idiosincrasia en ningún momento, a la vez que se permite enseñar los horrores de la carne, la guerra y la deformidad que la época en la que dichas novelas e historias vieron su edición no permitía mostrar explícitamente.

Cabe recalcar que la ambientación es magnífica (de buen seguro hay permisos a la historia, pero la arquitectura, la atmósfera e incluso el lenguaje de los personajes, crean la experiencia de un Londres victoriano en plena época). La forma de canalizar lo sobrenatural, siempre conectado a los miedos, tentaciones y culpas a las que se ven sometidos los humanos es una exquisitez, así como lo es la selectísima banda sonora que nos inunda de espíritu de horror británico. La forma de desarrollar las tragedias argumentales son sencillamente de una brillantez genial y, si teneis algo de sensibilidad artística o literaria, tened los pañuelos cerca, pues las lágrimas están aseguradas.

El erotismo es un elemento común a toda la serie (a ver... es Showtime) y cabe decirlo, pues la sexualidad es el gran tabú tras toda la historia de Penny Dreadful, avisado está quién no la haya visto. En este aspecto (y en la serie, en general) cabe destacar el increíble trabajo de Vanessa Ives, la cual es mostrada como una entidad a la que temer y también como una seductora súcubo, y cuya interpretación en tan solo el 2º episodio, pone la piel de gallina. También hay otros juegos de erotismo como jugar con el amor y la belleza (Calibán), la virginidad (Frankenstein), el hedonismo del que no teme a la muerte (Dorian Gray), la prostitución (Brona Croft) o la fluidez sexual (Ethan Chandler). De hecho [SPOILER ALERT ON]han sabido muy bien como jugar con el público homosexual y bisexual masculino y el heterosexual femenino, ya que esa escena en la que podemos ver a Josh Hartnett enrollándose con otro hombre es sencillamente un intento de jugar con las fantasías del tan deseado Hartnett... un intento de éxito rotundo[SPOILER ALERT OFF].

Las escenas de emociones intensas y en las que la moral, lo correcto y el abuso están entremezclados y difusos, son recurrentes y nos vemos a menudo en el pellejo de los personajes teniendo que tomar difíciles decisiones que no solo les afecta a ellos y sus muy escondidos secretos, sino a la gente de su entorno que aman y quieren proteger, y suelen hacerlo traspasando los límites clásicos del Bien y del Mal.


Dicho esto, solo me queda decir que la serie y la temporada son excelentes. Que no hay mucho que criticar de ella, pues hasta su lentitud es algo que se aprecie y que esta serie solo tiene una definición: literatura de terror de siglos pasados en formato audiovisual.

NOTA: 9/10.

lunes, 18 de mayo de 2015

Iron Man 3 (9/10)


Título original: Iron Man 3.
Año: 2013.
Duración: 130 mins.
País: Estados Unidos.
Director: Shane Black.
Guión: Shane Black / Drew Pearce.
Música: Brian Tyler.
Fotografía: John Toll.
Reparto:  Robert Downey Jr. / Don Cheadle / Gwyneth Paltrow / Scarlett Johansson / Guy Pearce / Ben Kingsley.
Género: Superhéroes.
Sinopsis: Tanto Iron Man como Tony Stark y su vida personal se verán puestas del revés tras declararse enemigo de un popular terrorista conocido como "El Mandarín".

Bueno, esta película ha sido sin lugar a dudas, la mejor película de Iron Man hasta el momento. ¿Que por qué? Es más profunda, recuperamos a un Tony Stark entrañable y gracioso, vuelve a tener una historia que genera misterio, es muy intensa emocionalmente, en fin... es la vuelta a la genialidad.

Los efectos especiales están muy mejorados y el tema de los villanos, aunque algunos nos llevamos un gran chasco con el tema del Mandarín, también es bueno porque realmente, hilan el desarrollo de una forma que a no ser que seas un genio, no sabes exactamente de qué va el tema, quién es el villano ni qué arma tiene en su poder.

La música, no sé si es por el cambio (otra vez) pero en mi opinión es mucho mejor que en las dos entregas anteriores, especialmente las piezas épicas y dramáticas.
La profundización en los personajes es mucho mayor. El insomnio de Stark, su relación con Pepper, la co-relación entre su antiguo yo de capullo y el actual villano, está hilado de una forma magistral. Y no hablemos de la transformación que se pega Pepper... es algo espectacular y totalmente inesperado (yo esperaba una transformación, pero de otro tipo).


Los planos y la fotografía son espectaculares y el desarrollo de la comodidad que siente Tony Stark con sus armaduras es genial, se ve muy natural, una adaptación necesaria. Sencillamente casi todas mis palabras para con esta película son buenas.

¿Hay palabras malas? Claro. Creo que todo el que ha visto la película y era fan de los comics, coincidirán en que lo del Mandarín, su gran revelación, es un gran fiasco. Es cierto que da tensión e intriga a la trama, eso no lo negaré como espectador, pero a la vez, decepciona mucho a los que conocíamos al Mandarín de los comics. Yo ni siquiera soy de esos fanáticos que no quieren que nada cambien y no les gusta el universo cinematográfico, pero eso fue una desfachatez para los fans. Una pena...

Pero lo dicho, gran película, mejorando lo ya hecho sin lugar a duda, con solo un fallo. Si no la has visto y eres un fan de los superhéroes, ¿a qué estás esperando?

Lo Mejor: 
  • La intriga en el argumento.
  • Un Tony Stark mucho más profundo, pero que vuelve a ser gracioso.
  • La transformación de Pepper.
  • El compendio de armaduras Iron Man.
  • Los efectos especiales y las escenas de acción.

Lo Peor:
  • El Mandarín, sin dudarlo.

NOTA: 9/10. 


jueves, 7 de mayo de 2015

Doctor Who, 2ª Temporada


Bueno, toca la crítica de la 2ª temporada de esta serie. Creo que esta serie no necesita más presentación (pues si la necesita, ya creo que hice suficiente en el artículo sobre la 1ª temporada). Como ya dije en ese artículo, esta temporada no hace más que mejorar exponencialmente. Como esta serie tiene tendencia a tener episodios especiales (de navidad, principalmente), ahora lo comento brevemente.


La Invasión de Navidad:

Aunque suelo ser muy fan de los especiales de Doctor Who, debo decir que este especial no es nada del otro mundo. Lo más interesante, si es la primera vez que ves la serie (que no es mi caso), es la incertudumbre que crea no saber qué le ocurre al Doctor y a la Tierra. No me malinterpreteis, es un buen episodio, pero no es memorable.

En este episodio, mientras el Doctor se recupera de su cambio (ya observado a finales de la 1ª temporada), unos robots disfrazados de Santa Claus y armados atacan a Rose Tyler y el Doctor de las formas más ingeniosas (el árbol de navidad que corta es lo nunca visto). Finalmente, se revela que se trata de un ataque alienígena de una especie conocida como "Sycorax" ("Sycorax molan") y que por alguna razón son capaces de controlar la voluntad de todos los humanos con sangre de tipo A+ (la explicación a esto, mola mucho). Así que finalmente el nuevo e inesperado Doctor, Rose Tyler y la Primer Ministro Harriet Jones (a la que conocimos en la historia de dos episodios de la 1ª temporada, cuando la invasión de los Slitheen) se enfrentarán a esta amenaza, revelando intereses y actuaciones ocultas y un lado del Doctor que desconocíamos.

Realmente el episodio es muy interesante, pero muy lento. Pero es muy curioso el toque navideño que recibe y tiene cierta intriga al no ser fácil de averiguar como y por qué los Sycorax pueden doblegar solo a los A+.


En esta temporada, como ya he dicho, desde el final de la 1ª temporada (incluyendo el especial de navidad), se nos presenta al siguiente Doctor tras los eventos ocurridos que le obligan a trasmutar su cuerpo como ya había hecho en 9 ocasiones anteriores al comienzo de esta serie en 2005. En este caso, estamos en presencia del Décimo Doctor, encarnado por David Tennant, para muchos fans del Whoniverso, el mejor de todos los Doctores que se han visto jamás (y de momento, coincido).


En esta temporada, todo sigue igual o mejorado: la BSO sigue en su misma onda electrónica-psicodélica, siguen metiéndose en situaciones absurdamente peligrosas y viviendo momentos históricos y siendo unos irreverentes con figuras ilustres de la historia británica. Lo único que cambia son dos mejoras: muchos más episodios con argumentos memorables y además, más conexiones con otras partes y momentos del Whoniverso. Y sus absurdeces y comentarios son incluso mejores (Tipo: "Alteza, ¿no ha notado algo extraño en mi personal?" - Doctor: "son fuertes, calvos, su mujer no está en casa... ¡pensé que estaba contento!" xD. Este Doctor es grande).


En esta ocasión, el Doctor y su acompañante Rose Tyler nos llevan a lo largo y lo ancho de la historia. Vamos a la nueva Tierra que los humanos habitan tras la destrucción de la Tierra (1ª temporada), visitan a la Reina Victoria, conocen los orígenes del hombre lobo y vemos nacer el Instituto Torchwood. También conocemos a Sarah Jane Smith, antigua acompañante del Doctor, así como a otro de sus viejos acompañantes, K-9, el perro robot más adorable del que jamás hayais sido testigos. También visitaremos a Madame de Pompadour (triste historia la de esa mujer y el Doctor... la primera de muchas en arrancarme lágrimas). Visitaremos un universo paralelo y veremos elevarse a los Cybermen. Conoceremos al ser que engendró el mito de Satán (épica historia), conoceremos al Ejército de los Fantasmas (sublime como juegan con nuestra forma de generar hipótesis fallidas), veremos un tesoro de los Señores del Tiempo que aparentemente no se puede abrir, una bola sin presencia, masa ni temperatura y el regreso de los más temidos enemigos del Doctor a una escala masiva ("tecnología de los Señores del Tiempo"... sublime lo sencilla que es la explicación y como se las ingenian para que no lleguemos a ella).


Y mención aparte se merece la despedida más épica de la historia de la TV. En serio, esa despedida... esa despedida se merece todos los premios que puedan ganar una serie y un actor. Esa despedida deja en bragas a todos los héroes épicos y trágicos de la historia. El por qué han de despedirse, el como, la forma de dramatizarlo, lo que llegan a tener que hacer para decirse un último adiós, todo es METAÉPICO. Os lo prometo: si teneis alma y sangre en las venas, llorareis como niñas pequeñas a las que se les ha caído la piruleta al suelo. Yo pensé que al ser la segunda vez que lo veía ni me inmutaría, pero no: mi madre (mi fiel acompañante televisiva) y yo, llorando como dos putos desgraciados. Llorar debería ser malo, pero en este caso, en este caso es lograr una tarea de proporciones hercúleas.

En definitiva, el doble de aventuras, el doble de humor, el doble de intrigas y el doble de emoción. Una temporada que sin dudarlo, supera a su antecesora (que ya de por sí puede ser clasificada de magnífica). Para mí ha sido una temporada perfecta. Tiene de todo.

¿Y vosotros qué opinais? Podeis dejarme vuestros pensamientos, sentimientos y opiniones en la cajita de comments de abajo.

¡Hasta la próxima!

NOTA: 10/10

lunes, 4 de mayo de 2015

Doctor Who, 1ª Temporada


Por fin ha llegado el momento de hacer una pequeña crítica de la 1ª temporada de esta serie. Es una serie que empecé hace muchos años, tras saber que una de mis series favoritas, Torchwood, era un spin-off de esta... y no pude estar más complacido por esta serie que tiene de todo: amores épicos, aventuras, ciencia ficción, humor, personajes carismáticos...


Para hablar de la 1ª temporada de Doctor Who, hay que hablar de la serie original, una serie que empezó en el año 1963 y de la cual esta es una continuación. Está protagonizada por la figura de "El Doctor", que viaja por el tiempo y el espacio con una acompañante femenina en una máquina aún más misteriosa que el propio Doctor con el aspecto de una cabina telefónica de la policía londinense llamada TARDIS. Este "Doctor", figura misteriosa donde las haya, ha ido cambiando a través de las diferentes series y películas. El Doctor que comienza esta gran serie de 2005 dirigida por Russell T. Davies, es el 9º Doctor (interpretado por Christopher Eccleston), que hace aparición tras acoger a Rose Tyler, una joven pero aguda londinense con ganas de aventuras interpretada por Billie Piper (al parecer uno de los pocos papeles en el no hace de prostituta).


Si bien la temporada empieza con un episodio casi ridículo (con maniquíes armados vivientes), esta temporada nos lleva por infinitos paisajes emocionantes: la destrucción de la Tierra, al Cardiff del pasado (donde conocemos a la antepasada de Gween Cooper, protagonista de Torchwood, también interpretada por la magnífica actriz galesa Eve Myles), a una invasión alienígena, a un futuro donde la humanidad es esclava y los juegos usuales (como El Rival Más Débil o Gran Hermano) son mortales para los perdedores; a ver al último de los Daleks (los archienemigos del Doctor), a la 2ª Guerra Mundial donde conocemos al Capitán Jack Harkness, un agente del tiempo del siglo LI (que también protagoniza Torchwood), a desentrañar la conspiración "Lobo Malo", a ver la versatilidad sexual del Doctor y los hombres del siglo LI y como no, experimentar un gran cambio...


Una serie magnífica con una temporada magnífica que nos ha hecho emocionarnos, reir, llorar, sorprendernos, recordar, admirar y sobre todo, amar con locura al Doctor y a su acompañante (en este caso, Rose Tyler), los cuales incluso en las situaciones más peligrosas, tienen frases remarcables, tanto por épicas como por graciosas ("es un tío del siglo LI y es un poco más flexible a la hora de... bailar"). Una amalgama de aventuras con personajes interesantes (no solo el Doctor y su acompañante) y con un montón de guiños a otras series y a otros tiempos de la serie que no dejará indiferente a nadie.

Si no la has visto ya, no sé a que esperas. Yo insistí a mi madre en ver esta serie y se negó hasta que la obligué, ahora me pide que la continuemos casi a diario. Esta serie no puede ser definida por otro sustantivo que GENIALIDAD, pues es una obra maestra de las que hacen época (y el hecho de que perdure, o mejor dicho, siga renaciendo desde 1963, creo que es una prueba bastante objetiva de ello).


Y si lo que lees te parece atractivo, imagínate cuando te diga que va mejorando por temporadas y que la segunda temporada es incluso más épica que la primera...

¡No te lo pienses, este es un producto único!

Y ya está, no tengo mucho más que decir puesto que analizar esta serie es un poco difícil, debido a la versatilidad de su temática y argumentos. La serie se hizo famosa por ser una de las pocas en usar una BSO con base electrónica (y bastante psicodélica, marcó un antes y un después en las bandas sonoras de ciencia ficción y esta versión recupera esa esencia). Los personajes son de un carisma impresionante y tiene de todo, desde aventuras y peligro a humor y también una actitud muy relajada con las minorías (se pueden ver personajes de todas las razas, culturas, religiones, sexo y orientación sexual), lo cual también dio un cierto empuje social no solo en temas de visibilización, sino también a la hora de animar a ciertas minorías atrapadas en ciertos estereotipos, a consumir un producto poco habitual para esa comunidad.

Sencillamente es una serie genial con una primera temporada genial y aunque analizarla técnicamente sea difícil, su genialidad y su idiosincrasia, lo que la hace única, es algo que se siente en las tripas y que estoy seguro que entendereis cuando la veais.

Nos vemos en la crítica de la 2ª temporada (con su correspondiente capítulo especial, esta serie ama los episodios especiales y voy a reseñarlos como parte del contenido de la crítica de cada temporada).

¡Disfrutadla!

NOTA: 9/10.