miércoles, 22 de abril de 2015

Orphan Black, 2ª Temporada


Bueno, es hora de hacer una pequeña reseña sobre la 2ª temporada de Orphan Black, la cual acabo de terminar y estoy deseando continuar.

Creo que no hace falta dar más presentación que la que ya di a esta serie, pues considero que es una serie espectacular y sigue conservando las mismas grandes características: la intriga, los personajes enormemente trabajados y carismáticos, la magistral interpretación de la actriz Tatiana Maslany, la banda sonora (de la que cabe destacar y no lo hice en la crítica de la temporada anterior, una canción chirriante que suele sonar ante la aparición de Helena y que realmente es espeluznante y pone los vellos de punta)... todo se conserva.

Sin embargo, creo que debo decir que esta temporada me ha gustado un poco menos. Creo que es debido al "intimismo" que ha adquirido esta temporada y que no existía en la otra temporada. La serie se ha enfocado mucho, pero mucho, hacia las vidas personales de los clones y a su pasado. Eso es algo bastante interesante desde un punto de vista general pero en la práctica, llego a tener la sensación de que la serie pierde su foco principal de intriga, conspiraciones y ciencia ficción. Bien cierto es que eso nunca se pierde, pero desde más o menos la mitad de la temporada queda relegado a una segundo plano para centrarse en los intereses, emociones, el pasado o aspectos más personales de cada clon.

Eso sí, tras varios capítulos pensando "por lo que más quieras, ¡avanza algo!" se acaba derivando a un gran boom final. Realmente, la idea que sustenta ese gran pistoletazo final es algo que yo pensé ya (siento la falta de modestia), algo que pensé que sería muy chulo hacer y resulta, que lo han hecho. Sin embargo el qué, el cómo y sobre todo el quién, te golpea como una estupenda maza en la cara y te deja con un leve sabor en la boca que te incita a querer más y más.

Por esos motivos, aunque la serie se mantiene muy alto en el listón, tiene un pequeño bajón con respecto a la temporada anterior, pero al final todo se acaba arreglando con el bombástico final que nos preparan. Realmente valió la pena verse esta serie en VO aunque no sea especial fan de la VO.

Si habeis terminado la primera temporada, no espereis para la segunda (comentadme cuando termineis a ver si estais de acuerdo o no). Si no habeis visto la primera, NO SÉ A QUÉ ESTAIS ESPERANDO. Y ahora solo queda ver qué tal la tercera, pero lo cierto es que pinta bien y apunta alto. Tiene una pinta increíble.

Solo diré una cosa: #teamcosima.

En realidad diré más: Heil Castor!

Nos vemos en la próxima crítica (debería ser de Iron Man 2, pero lo cierto es que acabo de recordar que no he hecho las críticas a las temporadas 1-2 de Doctor Who y debería hacerlas ya, así como Penny Dreadful sigue flotando y no queda demasiado para que se estrene la 2ª temporada, así que ya veremos como me organizo).

Espero que disfruteis de la serie tanto como yo, que he disfrutado como un enano viendo esta temporada. Todo comentario (con respeto) es bienvenido.

¡Hasta la próxima!

NOTA: 7/10.



No hay comentarios:

Publicar un comentario