domingo, 1 de marzo de 2015

Sobrenatural, 1ª Temporada


Hace poco, he revisitado Sobrenatural con dos buenos amigos, una de esas series que, hasta llegar cierta temporada, es una de mis favoritas, por lo que me gustaría aprovechar para hacer una reseña de esta temporada.

He de decir que es una serie, o al menos es una temporada, que no envejece tan bien como otras series: la recordaba mucho más emocionante, y mucho más enfocada en la trama principal de lo que realmente iba.

Para dar una premisa de esta serie para quién no la conozca, la serie sigue las aventuras de Sam y Dean Winchester, dos hermanos que quedaron huérfanos de madre siendo muy pequeños bajo circustancias sospechosas e inexplicables. Años después, cuando Dean sigue son su padre y Sam tiene una vida tranquila y normal con su novia Jessica y es universitario, Dean y Sam se reunen para encontrar a su padre (ahora desaparecido), que desde la muerte de su esposa se dedica a cazar monstruos y todo tipo de amenazas sobrenaturales, para así ayudar a averiguar quién o qué mató a su madre y acabar definitivamente con ello.


La serie y su mitología, que según el creador Eric Kripke, está muy inspirada por American Gods y Sandman (ambos de Neil Gaiman) se basa enormemente en los antiguos mitos, las leyendas urbanas de América y el folclore popular, que en muchas ocasiones es reinterpretado o reescrito para dar a luz a entidades y monstruos completamente nuevos (con vagas similitudes con el original) y otras es fiel. Dichas reinterpretaciones a veces se dan en pantalla (averiguar la verdad tras el mito) y otras veces no (se considera que el mito es de por sí de tal forma). Esta es en mi opinión, una de las principales bazas, ya que da origen a un formato de ficción y fantasía que si bien no es del todo original, tiene su propia esencia.

Mientras los hermanos Winchester recorren toda la geografía estadounidense (de una forma muy inspirada en American Gods) buscando a su padre en base a las pistas de su cuaderno de campo, van resolviendo casos y salvando gente de todo tipo de seres, que van desde diversas formas de espíritus a monstruos, metamorfos, etc.


Caso tras caso y viendo como evolucionan sus personalidades y su relación como hermanos (y como hijos), averiguarán si su padre sigue vivo e irán acercándose paso a paso a la verdad de su infancia, para cerrar definitivamente esa herida abierta durante tantos años. Todo esto, hecho de una forma magistral que va interconectando la investigación del paradero de su padre con diversos casos casuales y casos abiertos de su padre, con el de la muerte de su madre, y finalmente, entre su empeño por averiguar la verdad y vengarse, y la aparición de fuerzas malignas que les acechan más y más cuanto más se acercan al origen, todo acaba en una magnífica season finale que no deja a nadie indiferente y que deja con la tensión de saber: "¿y ahora qué pasa?".


¿Qué es lo que le hace envejecer tan mal a esta temporada, entonces? Pues aparte de que Jared Padalecki y Jensen Ackles no son tan buenos actores como yo recordaba, que tiene demasiados capítulos. Esta es una serie de la pasada década, con la fórmula americana de hacer 22 episodios por cada temporada, y la cantidad de episodios que son relleno en esta temporada, es elevado (entiéndase "relleno" como que no tienen conexión con la trama principal y es 100% autoconclusivo). Eso hace que el desarrollo sea muy lento, y no sé si es una característica general o el resultado de ser un segundo visionado donde ya no espero a los monstruos, sino la historia, que hace que sea no aburrido, pero sí genera impaciencia por saber qué ocurre con la trama principal, sobre todo si, como es el caso, no podíamos devorar varios capítulos de una sentada por tener obligaciones ajenas a ver una serie de 2005.


Si obviamos ese detalle, sigue siendo una temporada y una serie muy buena y que, os aviso, si mi memoria no falla, mejora muchísimo en las siguientes temporadas, con finales incluso más impactantes y argumentos cada vez más centrados y que hacen que toda la "tontería" de esta primera temporada cobre sentido según avanza la serie, una serie que entre las temporadas 1-5, es de mis favoritas sin dudar ni pestañear.

Esta serie y 1ª temporada, que sigue la vieja fórmula de tener un toque de fantasía, otro de acción, otro de aventuras y otro de humor, es una serie que tranquilamente puede atraer a los amantes del género sobrenatural (especialmente por el realismo -algún día voy a tener que definir lo que es "realismo" usado en este contexto, si no quiero que alguien me meta en el psiquiátrico- con el que reinterpretan y revitalizan el folclore sobrenatural y místico de nuestro mundo real), a los amantes del misterio y la acción, con sus dos macho men viéndose en situaciones de todo tipo, y también al que le guste el género de la investigación en un contexto de fantasía. Y claro, los amantes de Neil Gaiman y su trabajo, amarán esta serie bastante, si bien yo admito que llegué al revés: empecé por Sobrenatural y acabé conociendo al Sr. Gaiman, uno de los mejores autores que ha parido este mundo, y en cuyas dos mejores obras se inspira este material.

Para cerrar, citar mis episodios favoritos, la mayoría con motivo de la criatura o el mito al que se enfrentan en ese episodio, salvando algunas excepciones:
  • Episodio 02: Wendigo.
  • Episodio 04: Viajero Fantasma.
  • Episodio 06: Piel.
  • Episodio 11: Espantapájaros.
  • Episodio 12: Fe.
  • Episodio 16: Sombra.
  • Episodio 18: Algo Maligno.
  • Episodio 20: Sangre de Hombre Muerto (no solo por la criatura, también por el avance en la historia).
  • Episodio 22: La Trampa del Diablo (el cierre de temporada es brillante).
Ya sabeis, vedla por vuestra propia cuenta y riesgo... pero es una pasada de serie que durante varias temporadas, va en aumento, por lo que el riesgo es mínimo.

NOTA: 7/10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario