domingo, 18 de enero de 2015

Drácula, la Leyenda Jamás Contada (Porque No Existe)


Título original: Dracula Untold.
Año: 2014
Duración: 92 mins.
País: Estados Unidos.
Director: Gary Shore.
Guión: Matt Samaza / Burk Sharpless.
Música: Ramin Djawadi.
Fotografía: John Schwartzman.
Reparto: Luke Evans / Sarah Wadon / Dominic Cooper / Art Parkinson / Charles Dance.
Productora: Legendary Pictures / Michael De Luca Productions / Universal Pictures.
Género: Fantasía Oscura / Épica / Acción Sobrenatural / Drama Sobrenatural.
Sinopsis: Reinvención del mito de Drácula que cuenta la leyenda reimaginada de Vlad Tepes III (alias "El Empalador"), el príncipe rumano en quién se inspiró Bram Stoker para escribir su novela "Drácula".

Lo primero que debo hacer es explicar este título (o subtítulo) que he puesto a este artículo. Porque lo cierto es que uno espera que al oir el nombre de Vlad Tepes, es que fuesen a hacer una película que mezclase al Tepes histórico con el de la leyenda vampírica, y no, en absoluto. No espereis ni el más mínimo rigor histórico, donde Vlad Tepes, que aunque en Rumanía es un heroe por expulsar a los turcos, era un real hijo de puta (buscad anécdotas del amigo, buscad, ya vereis lo bien que se lo pasaba el muy irónico cabrón). ¿En la película? No solo es un vampiro (cosa que es mentira, en vida nunca generó ni siquiera algo parecido a ese mito por muy sanguinario que fuese), sino que es un puto heroe de guerra felizmente casado, que se deja hablar mal por su esposa y adora a su hijo, y no lucha sino por proteger su reino... ajá, ya, claro.

Dicho esto, como dicta arriba, la película reinventa (aunque podrían haber reinventado más históricamente) la historia de Vlad el Empalador y como y por qué se convirtió en vampiro. La película, lo cierto es que tenía un buen material de trabajo, sin embargo, me parece bastante mala, así que procuraré ser breve.


La película no tiene rigor histórico (y no soy riguroso con la historia, pero al menos exijo un atisbo de realidad más allá del nombre si se usan personajes históricos o ya creados por otros autores), no tiene rigor mitológico, Drácula no es un monstruo sino un heroe, es un puto metrosexual ("hola, Luke Evans"), está calificada oficialmente como "terror" y calificarla como tal es un insulto a la inteligencia del espectador, los dramas no dan pena ni angustia sino aburrimiento y no son nada creíble las relaciones que se supone que tuvieron algunos personajes en el pasado, no tiene actuaciones remarcables, las escenas de acción no llegan a ser épicas, no hay planos ni fotografías que te impacten o te capturen... en definitiva, la película no tiene nada de especial ni intelectual, ni artísticamente hablando.

¿Qué hace que no sea una total pérdida de tiempo y un 1/10? Bueno, los efectos especiales están bien, tiene acción, que siempre se agradece cuando te aburres y provoca una cierta intriga la historia de la conversión. Más allá de eso, no tiene ni pies ni cabeza y no volvería a verla por nada del mundo, la verdad. Y esto no sé si ponerlo como algo positivo o negativo, pero por ponerle algo más positivo, pues bueno, le critiqué esto a una conocida de Facebook, Armand Entreri, por usar este argumento para criticar a alguien que sí le gustó, pero es verdad también: salen torsos, torsos musculados y depilados por un tubo, torsos rubios, morenos y hasta un pelirrojo que no sale en torso pero es mono (a mi gusto). Si te gustan los tíos musculados, habrá ratitos que te alegren la vista, a mí personalmente los abdominales marcados me dan un poco de grima.

Y ya está, eso es todo, no hay nada más que contar ni bueno ni malo, una película que no me ha producido casi ningún estímulo ni visual, ni auditivo, ni intelectual (ni tan siquiera sexual, vaya). No es un horror, pero no es algo aceptable según mi criterio y análisis posterior. Drácula versión adolescentes fans de los vampiros: noble, heroico, bueno de cuerpo y en la cama, caballeroso, con colmillos y poderes. Lamentable para los fans de Bram Stoker, del Vlad Tepes histórico y otros.

Ver bajo vuestra propia cuenta y riesgo.

NOTA: 4/10. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario