viernes, 5 de diciembre de 2014

Vampire Academy (Película)



Título original: Vampire Academy.
Año: 2014
Duración: 104 mins.
País: Estados Unidos.
Director: Mark Waters.
Guión: Daniel Waters.
Música: Rolfe Kent.
Fotografía: Tony Pierce-Roberts.
Reparto: Zoey Deutch / Lucy Fry / Danila Kovlozsky.  
Género: Adaptación / Adolescente / Comedia / Drama Sobrenatural / Fantasía / Vampiros.
Sinopsis: La trama de la película gira en torno a Rose Hathaway, una chica de 17 años normal y corriente si no fuera porque es una 'dhampir': una vampira guardiana que no puede enamorarse y que está obligada a protegerse de los malvados 'strigoi' o vampiros violentos (seres peligrosos e inmortales). Rose dedica su vida a entrenar para convertirse en guardaespaldas de su mejor amiga la "Moroi", Lissa Dragomir, pero todo se complica cuando descubre que su tutor en la Academia de Vampiros va a ser Dimitri Belikov. Y es que se siente muy atraída hacia él, pero también es el único que puede ayudarla a salvar a su mejor amiga.


Bueno, quisiera hacer una breve reseña sobre esta película, basada en una saga de mismo nombre escrita por Richelle Mead. No voy a extenderme mucho, creo, porque me ha parecido un despropósito de película y, creedme cuando os digo, que la juzgo desde el punto de vista de película (pues no he leído los libros, ni los amo ni los odio).

Bien, lo primero que cabe resaltar de esta película de... "vampiros", es que es muy adolescente, en el mal sentido de la palabra. MUY adolescente. Es algo que ya esperaba cuando mi madre y yo decidimos verla, pero claro: en el género adolescente, hay películas y películas, series y series. Como ya he dicho en múltiples ocasiones, soy más serieadicto que cinéfilo, así que como ejemplo, diré que hay "géneros adolescentes" y géneros adolescentes. Hay Buffy Cazavampiros, Misfits o Teen Wolf... y hay Crepúsculo. Vampire Academy, se acerca más a lo último.

Bien, ¿qué cosas malas tiene la película? Bufffffff, por donde empezar...

Es increíblemente enfocado a niñatos (no voy a ser sexista y decir "niñatas"), en serio. Pero hasta el punto de "Personaje 1: si no nos movilizamos, los strigoi llegarán en cualquier momento y acabarán con todos nosotros" y entonces pasa que: "Personaje 2: Jo tía, no quiero morir tan joven y sin que Jake me haya quitado la virginidad". Sí, hasta ese punto. Hasta el punto de "me enrollo contigo por un conjuro de amor, tócate los huevos". Es muy empalagosa. ¿Habeis visto la portada tan rosita? Pues es más rosa incluso. Un sinsentido las relaciones, un sinsentido los enamoramientos, un sinsentido como "dirigen" todas estas "relaciones amorosas". En fin...

Como punto segundo y repitiendo algo que me ocurrió con la saga Crepúsculo (y es medio derivado de lo de arriba), es que los personajes son MUY FEOS. Y sí, eso no debería de importar, pero es que cuando la trama tampoco importa y lo que pretenden es que los tíos mojen los boxers y las tías las bragas, y la historia es una basura, lo menos que esperas es poder alegrarte la vista, ¿no? Pues bien, como persona que se siente atraída hacia el sexo masculino, no vi un solo hombre rescatable (según mi criterio). Y sí, es cierto que siempre he defendido que la belleza es subjetiva, y lo mantengo, pero también soy de los que pienso que en muchas ocasiones, primero viene el personaje y luego el actor. ¿Qué quiero decir? Que muchas veces un actor no (y lo reitero, NO) cumple con los estándares sociales de belleza de ese momento y ese lugar, y aún así acaba siendo el rompebragas o la remolcatroncos del momento, y yo me pregunto: "¿cómo es posible?". No porque la belleza no es subjetiva, sino porque para los firmes defensores de que la belleza es objetiva, esa gente no encaja en el prototipo de "belleza objetiva" que ellos defienden. Como dije: el personaje antes que el actor. En serio, si exceptuamos a la protagonista, Rose Hathaway, son todos feísim@s: desde el profesor que se supone que debiera ser "una tentación", hasta la princesa (que de primeras parece muy guapa, pero cuando le ponen un primer plano, te golpea en la cara). Incluso Sarah Hyland (Haley en Modern Family) sale horrenda en el intento de la película de hacer algo vistoso y ligado a la moda.

La trama, además de mala, es increíblemente lenta, aburrida, con poco desarrollo por escena, porque pierden escenas y escenas en "petardear". Y creedme, soy fan del género adolescente, acepto el "petardeo juvenil" si tiene motivos, si es para desarrollar un personaje, una relación, una trama, para mostrar secretos personales de un personaje importante... si tiene sustancia. Cuando es el petardeo por el petardeo y por verle los abdominales al profe... me parece absurdo.

Los "vampiros", no son vampiros: son magos con colmillos (y todo parecido con el Clan Tremere del juego de rol narrativo Vampiro: La Mascarada es pura coincidencia). Lo primero es que por mucho que los vampiros tengan otros poderes, es algo que nunca comprenderé. Entiendo ciertos "otros poderes" (como la mirada hipnótica), pero cosas como estas, algo elemental... ¿para qué hacer vampiros entonces? Lo otro, es que la división "Dhampir / Moroi / Strigoi" es basura. No tiene funcionalidad en la trama (al menos en la película). Quiero decir, no hacen referencia a la mitología que generó esos nombres (el folclore rumano), y apenas hay diferencia a excepción de la fuerza/resistencia de estos. Solo coinciden en que los moroi son los vampiros "mortales" y los strigoi son los "inmortales" (más o menos, es más complejo que eso), por lo demás, tranquilamente podrían haber cambiado esos estados por "nubes azucaradas" y "pepinillos en vinagre", porque no tiene más motivación que meter un nombre "raro" y que suene a algo semiculto o semirrealista (a pesar de que nadie se cree eso de que los vampiros tengan un gobierno organizado que sea único en todo el mundo, aunque toda la puta nobleza está, no se sabe como, en EEUU).

Los efectos especiales, para el presupuesto que tenían, son paupérrimos: planos cutres para evitar tener que meter un efecto de acción física, y los movimientos de desplazamiento aéreo son muy cutres, hueles la cuerda a kilometros de distancia...

En definitiva, un despropósito de actores feos que pretenden tener sex-appeal ligando en el instituto mientras fingen estar viviendo algo heroico en una película de vampiros-magos casi sin trama y, la poca trama que tiene, muy aburrida. ¿Por qué no le casco la nota mínima? Porque de vez en cuando había alguna frase o momento que nos hizo reir a mi madre y a mí. Esas risas conforman el punto extra.

¿Mi consejo? Os la podeis ahorrar. Ese es el propósito de esta entrada: ahorraros el mal trago.

Un saludo.

NOTA: 2/10. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario