domingo, 5 de octubre de 2014

La Cuarta Fase






Título original: The Fourth Kind.
Año: 2009.
Duración: 98 mins.
País: Estados Unidos.
Director: Olatunde Osunsanmi.
Guión: Olatunde Osunsanmi.
Música: Atli Örvarsson.
Fotografía: Lorenzo Senatore.
Reparto: Milla Jovovich / Elias Koteas / Hakeem Kae-Kazim / Will Patton / Corey Johnson.
Productora: Gold Circle Films / Morgan Creek Entertainment / Dead Crow Productions.
Género: Ciencia Ficción / Terror / Thriller Sobrenatural / Falso Documental.
Sinopsis: En Nome, Alaska, la Dra. Abigail Tyler continúa la investigación de su marido tras su muerte, usando hipnoterapia con varios pacientes que presentan cuadros similares de insomnio, y en cuyas sesiones se desarrollan unos eventos que llevan a creer que estas personas han sido víctimas de abduciones extraterrestres, así como encuentra evidencias de que ella misma podría haber sido una víctima de estas abducciones.

Bien, esta película tiene sentimientos encontrados. Lo primero que debo decir, es que las notas que otorgo a películas y series, no se basan en unos criterios de cercanía a la perfección, si no en la intensidad de mi experiencia. Pretendo aclarar pues con esto que una película con muchos elementos positivos puede tener en mi opinión poca nota, y viceversa, normalmente los elementos que más influyen son: interés en la trama, desarrollo y originalidad.

Aclarado esto, esta película es una película cuyo recibimiento crítico fue mixto tirando a malo, y a día de hoy, los foros aún hierven con la mención de su nombre. ¿A qué se debe esto? Pues muy sencillo: el evento, los personajes y el "material original" no es real. La película está diseñada así para atraer el interés del espectador, especialmente aquel que pueda tener un interés en lo oculto, lo sobrenatural o la ufología... y por eso no entiendo el revuelo que crea, ¿la gente se siente estafada? Por favor, señores, crezcamos y seamos serios: si realmente te gusta un tema como los mencionados, busque documentales, no "dramatizaciones de hechos reales", no hay que ser tan vago. Es como en las películas y series de base histórica.

La película, a nivel de edición tiene unas particularidades que en mi estricta opinión, la hacen increíblemente atractiva: no solo reclama un hecho real (falso, aunque se base en otros casos que sí son reales), sino que contiene dos partes, la dramatización, en la que unos actores interpretan la interpretación del director de los "hechos reales", y el "material auténtico", en el que se presentan imágenes supuestas del caso real tal y como fueron registradas. También el editor crea una maravilla de edición al usar efectos como intercalar o combinar en pantalla cortada ambas técnicas para que se vea la comparación. Esto, el desarrollo de la historia y el halo de misterio creado por la manera en la que narran los hechos, así como la interpretación estelar de casi todos los actores que hacen de víctima (con especial mención de Milla Jovovich como la Abigail Tyler de la dramatización, y Charlotte Milchard como la Abigail Tyler "real"), hacen de esta película algo increíble.


Además, la fotografía, es de una belleza (y cuando lo requiere, un misterio) increíbles, y como ya he mencionado, las técnicas para la edición (y la edición para la narración) son no solo una maravilla, en mi humilde opinión, si no también bastante original (no me atrevo a decir pionera, pero si no lo es, casi). Si el género de falso documental o thriller te interesa, probablemente quieras echar un buen vistazo, ya que se hace un trabajo espléndido a la hora de lograr tomas que engañan a la vista, generan interés o provocan más preguntas de las que resuelven según avanza el argumento.


Y no puedo decir mucho más de esta película, lo cierto es que me he dado cuenta de que es una película que o amas u odias, y aunque muchos se han inclinado por lo último, yo soy de gustos raros y la amo. Si también lo eres, hazme caso y échale un vistazo (otra ventaja es que no es una de esas películas modernas que supera las 2 horas de duración).

Me gustaría agregar solo una cosa: es una de las pocas películas en años que ha conseguido provocarme por un lado, tensión, y por otro, un susto. Con 8 años yo ya veía Pesadilla en Elm Street y aunque lo he pasado muy mal viendo terror a lo largo de mi vida, lo cierto es que hace mucho que ninguna película de "terror" me provoca miedo, solo me interesan por las historias y la ambientación. Ni siquiera los últimos gran "booms" de críticos amateur diciendo que "hacía años que no le asustaban así", como con Insidious o más recientemente, Expediente Warren consiguieron darme un susto. Sin embargo, La Cuarta Fase sí que lo consigue en al menos 4 ocasiones, y creo que eso le merece mérito por mi parte.

Para finalizar, me gustaría tomar un trozo de texto de la crítica hecha por Owen Gleiberman en Entertainment Weekly cambiando el término "decepcionantemente": La Cuarta Fase hace parecer lo paranormal, sorprendentemente normal (y ahí reside su poder para hacer a los obsesos del "realismo-dentro-de-la-ficción" y los interesados en lo paranormal en experimentar y casi participar emocionalmente en los sucesos de la película).

En definitiva, por su presentación, edición y propuesta, es evidente que no es una película que caiga al gusto de todos, especialmente para el público más "comercial", ya que hay que digerir su densidad y tener ansias de un contenido diferente, sin embargo, si eso te interesa... ya sabes mi consejo.

NOTA: 9/10.




No hay comentarios:

Publicar un comentario