lunes, 13 de octubre de 2014

Detrás de la Máscara: El Encumbramiento de Leslie Vernon


Título original: Behind the Mask: The Rise of Leslie Vernon.
Año: 2006.
Duración: 92 mins.
País: Estados Unidos.
Director: Scott Glosserman.
Guión: Scott Glosserman / David J. Stieve.
Música: Gordy Haab.
Fotografía: Jaron Presant.
Reparto: Nathan Baesel / Angela Goethals / Robert Englund / Scott Wilson  / Kate Lang Johnson.
Productora: GlenEcho Entertainment / Code Entertainment.
Género: Comedia de Terror / Slasher / Falso Documental.
Sinopsis: Leslie Vernon, asesino serial en ciernes, invita a un equipo de periodistas a registrar su alzamiento en su primera matanza, inspirado por "asesinos en masa" como Freddy Krueger, Jason Vorhees y Michael Myers.

Bueno, intentaré ser breve con esta película, porque en serio, tiene un pequeño culto tras ella y me han hablado tantas cosas, que como fan de las slashers movies vine completamente ilusionado y salí totalmente decepcionado.

Lo primero que se puede decir de esta película es que es un despropósito: el planteamiento es increíblemente interesante, original e inteligente, pero el desarrollo, el aspecto técnico es... lamentable. Los actores son malísimos a excepción de Robert Englund (Pesadilla en Elm Street) y el equipo de traducción y doblaje español no se esforzaron demasiado, la verdad: el doblaje da sensación de aletargamiento y ni siquiera se ponen de acuerdo entre ellos (ya que la portada dicta "El Encumbramiento de Leslie Vernon", pero la voz del título dice "El Ascenso de Leslie Vernon"). En definitiva, otra de esas pelis cutres en la que el legendario Robert Englund, el tipo que inundó mis pesadillas infantiles durante 2 años, ha tenido la desgracia de participar (la última que vi fue Inkubus... que horror, y no porque pasara miedo).

La fotografía es muy mala, tanto cuando estamos desde el punto de vista de una cámara como cuando la presentación es clásica, y los planos llegan a ser confusos, pero confusos de verdad, no como forma de confundir al espectador.  El desarrollo es lento y aburrido, y lo más entretenido que tiene es cuando explica las cosas que prepara para que el asesinato sea como en una peli. No hay tensión en absoluto, si eres fan de las slasher movies todo lo que te dice te lo esperas (la superviviente virginal, la masacre final, todo eso). No hay tensión porque sabes quién es el asesino, y el único misterio que se supone que tiene la historia, lo ves venir desde antes de la mitad de la película.

Respecto a las actuaciones... en serio, eso no tiene nombre. Quiero pensar que los gritos patéticos son un guiño a los gritos de las scream queens de la era dorada del cine de terror, pero en general las actuaciones son muy malas... son tan rematadamente malas que llegué a pensar varias veces si el final que yo veía llegar tal vez no fuera ese, y que todo acabase con que es una broma de los amigos, porque encima no se ve casi ninguno de los asesinatos.


Y para acabar... la máscara me da un poco de risa. En serio, ¿habeis leído alguna vez sobre la historia de Halloween? En Irlanda, las jack-o'-lanterns, las "cabezas iluminadas", no se hacían con calabazas, ya que la calabaza es una importación americana, se hacía con otros elementos, principalmente, nabos. Pues os juro que me recuerdan a las jack-o'-lanterns de nabos y me parto un poco de risa.


En definitiva, una película que no recomiendo, a mí me aburrió bastante, no tiene el ingenio que parece destilar en su presentación de "chico obsesionado con las slasher", no da miedo, no tiene tensión y no tiene misterio. Si te gusta el género slasher, mi consejo es que te ahorres esta película. Mírala bajo tu propia cuenta y rieso.


NOTA: 3/10.


No hay comentarios:

Publicar un comentario