jueves, 4 de septiembre de 2014

The Leftovers, Episodio Piloto (Emisión Española)


Bueno, aunque debería de estar ya en la cama viendo Supernatural, hoy os vengo a hablar de una serie que ha estrenado emisión hace poco en España, el 2 de Septiembre, en Canal Plus Serie, y yo he visto esta misma noche en castellano (ya había visto el piloto en inglés, en su estreno estadounidense). En este caso no habrá notas ni estructuras, pues solo conozco el piloto. Su título se traduciría como "Las Sobras", aunque en este caso tendría un contexto de algo como "Los Abandonados", y es una serie que contra todo pronóstico, me ha impactado mucho, y estoy pensando seriamente hacer recapitulaciones (de las cuales este artículo sería una especie de prólogo, si al final me decido). La serie en cuestión (que ya ha sido renovada para una segunda temporada), es una adaptación a TV del libro homónimo de Tom Perrotta, y con un equipo y elenco de actores increíbles. Creo honestamente (y sé que mi opinión no cuenta mucho, ya que llevo poco haciendo críticas y reseñas, pero llevo desde los 12 años viendo y analizando series) que podría ser la gran sorpresa de esta temporada de Otoño 2014.

La serie está creada por Damon Lindelof (Perdidos, Cowboys & Aliens, Prometheus, Star Trek: En la Oscuridad) y el propio Tom Perrotta (lo que es de agradecer, dado las desfiguraciones que tienden a hacer algunas adaptaciones), y aunque parte de su elenco no es especialmente famoso por la mayoría española, especialmente uno de sus grandes protagonistas, Justin Theroux (que algunos recordamos de su breve aparición como Joe en A Dos Metros Bajo Tierra), Amy Brenneman (Judging Amy, Sin Cita Previa), Margareth Qualley, Carrie Coon, Emily Meade (Almas Condenadas) y Ann Dowd, la otra parte del repertorio está llena de sorpresas, entre ellas, Christopher Eccleston (que interpretó al Noveno Doctor en Doctor Who y apareció de forma magistral en 28 Días Después), Chris Zylka (Piraña 3DD, The Amazing Spider-Man 1 & 2, El Círculo Secreto), Michael Gaston (El Mentalista, Jericho, Imborrable), los gemelos Max y Charlie Carver (Mujeres Desesperadas, Teen Wolf) y la estrella inesperada, Liv Tyler (El Señor de los Anillos, Los Extraños, El Increíble Hulk). Un elenco que, conocido o desconocido, al menos en este primer episodio, hace maravillas en una serie con una historia tan dramática.

La historia nos sitúa en el pueblo ficcticio de Mapleton, en un mundo que ha vivido un evento traumático e inexplicable que hizo desaparecer a un 2% de la población de la Tierra sin previo aviso ni explicación posterior. La serie nos relata la vida de algunos de los habitantes de este pueblo tres años después de dicho evento, muchos de ellos, relacionados entre sí por lazos de sangre o matrimonio, pero sin contárnoslo desde un comienzo, haciendo la tensión, la expectación y la sorpresa, bastante grandes. Básicamente es un paisaje post-apocalíptico alternativo, sin zombis, bombas atómicas ni anticristos, solo un repentino vacío, un vacío al cual la narración, los flashbacks arbitrarios y repentinos de los personajes y las interpretaciones magistrales de algunos de los actores nos arrastra sin remedio. Yo, personalmente (y me avergüenza decirlo), lloré durante gran parte del episodio, porque me veía arrastrado ante la ira, la furia o la pena de los personajes, y realmente me hacía preguntarme: "¿cómo me sentiría en una situación así? ¿cómo me sentiría si un ser querido mío desapareciese sin previo aviso, sin saber donde han ido, si están vivos o muertos o si volverán algún día, y de dónde?". Este mundo post-traumático y sin respuesta es a donde nos lleva esta serie con una técnica impecable y muy personal, muy... cercana.

En Mapleton, vemos las vidas del Jefe de Policía, Kevin Garvey Junior, y sus dos hijos, Tommy y Jill, el primero el cual dejó la universidad y se encuentra con uno de los muchos misteriosos grupos formados tras la repentina desaparición (aún sin nombre en la emisión castellana), mientras que la otra es una estudiante de sobresaliente que se vuelve rebelde, desobediente y promiscua tras la partida de su madre, y también de Megan Abbott, una mujer a punto de casarse, que empieza a relacionarse con una misteriosa secta posterior al evento que guardan voto de silencio. Así como estos, hay otros personajes cuya importancia en la historia está aún por determinar.

El ambiente de Mapleton, también es digno y misterioso, con un pueblo que desea olvidar lo que ha ocurrido, ciudadanos profundamente traumatizados, con religiosos y científicos emitiendo sus teorías, y la presencia de dos grupos: uno dirigido por un tal Wayne, una especie de misterioso gurú, y la secta del voto de silencio, con la cual están relacionada varios personajes principales.

Y esa es la premisa, ahora vayamos al aspecto técnico, en mi opinión, uno de los mejores ejectuados de esta serie, y uno de los mejores de todas las series que he visto. La atmósfera recrea perfectamente el ambiente de luto del mundo, y las interpretaciones dramáticas de los actores (mostrándose furiosos, depresivos o incluso anestesiados) no hacen más que apoyar este lúgubre entorno que envuelve Mapleton como una fina manta de lágrimas suspendidas en el aire. Las intenciones que puedan tener los diversos grupos y sectas con los que se relacionan de buena o mala gana los protagonistas, adhieren además, un ápice de misterio, y provoca que el espectador se enganche rápidamente (cosa que en mi caso, es difícil que ocurra en un primer episodio) y espere de forma desesperada más información al respecto. Además, fenómenos como el avistamiento constante de un ciervo, o el comportamiento aparentemente rabioso de los perros de forma repentina, agregan unas gotas más de desinformación al estado sediento de saber del espectador.

La fotografía es impecable, y preciosa. Un segundo de la cámara nos puede mostrar la belleza del ambiente o mostrarnos la desolación de un hogar, y no hay un fotograma, ni un plano paralizado, que no contenga una metáfora emocional respecto al personaje en cuestión.

La serie carece de muchos efectos especiales, de hecho la sutilidad con la que muestran la desaparición es increíble, y la primera escena consiguió algo inaudito en mí: me hizo llorar dos veces (normalmente puedo ser sensible a ciertas escenas, pero si las repito, porque vuelvo a ver una serie con familiares o amigos, no suele volver a ocurrir, je). La primera escena tiene una interpretación intensa y brutal (tanto en VO como doblada), y además nos introduce el tema musical principal de la serie, y ahí es donde vamos: a la banda sonora.

La banda sonora de la serie es modesta, no tiene un gran despliegue de canciones, y no tiene canciones de moda. Por el contrario, las canciones con letras simbólicas, o los temas instrumentales sobrios y elegantes son la elección de los creadores. De hecho, el tema principal de la serie, una pieza de piano compuesta por Max Richter que es mostrada en la primera y más dramática escena, es una de las mejores bazas (en mi humilde opinión) de esta serie. La pieza instrumental es melancolía densa bebida de un solo sorbo, y entre el ritmo medio principal, da justo con las teclas claves para provocar un sentimiento triste a cualquiera que se haya introducido lo suficiente en la historia. De hecho, la escena que más me hizo llorar de todo el episodio, fue la primera, en la que a la actuación magistral de la actriz, al miedo y la perplejidad de los habitantes de Mapleton ante la desaparición repentina de sus seres queridos estando envueltos en las situaciones más pintorescas, se le agrega esta pieza, que uniéndolo todo, para mí, se hace una joya del drama ese trozo en particular (otros le siguen de cerca, y queda mucha serie por ver aún...).

En definitiva, una serie que, con total desconocimiento y basándome solo en su episodio piloto, recomiendo ver, porque tiene unas escenas memorables, produce una intriga intensa, engacha muy fácilmente, y en su aspecto técnico es casi impecable, sin contar con que todo el que disfrute de actuaciones magistrales (tanto de actores consolidados como de nuevas promesas, jóvenes y no tan jóvenes) podrá disfrutar de unas cuantas, y de una banda sonora acorde, elegante y, sinceramente, brillante.


Espero que el resto de la temporada esté a la altura del piloto.... porque hacía mucho que no disfrutaba tanto de un piloto. Ni mis series más favoritas me engancharon desde el piloto.

Ahora, aquí abajo, dejo un link con el tema principal de la banda sonora, por si os interesa:

Canción Principal: https://www.youtube.com/watch?v=cIQyYX-zf_Y

Y eso ha sido todo por este artículo, espero que cualquiera que pueda leerme me tome en serio y la vea, si os interesa algo de lo que os he contado, no os defraudará este primer episodio, y de momento parece tan buena en VO como doblada, por lo que hay para todos los gustos.

1 comentario:

  1. Esta serie me ha encantado y ahora que está por estrenarse la segunda temporada tengo altas expectativas sobre la misma.

    ResponderEliminar