lunes, 18 de agosto de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x23: Insaciable (Insatiable)


NOTA: 10/10

Bueno, no sé que decir sobre este episodio. No solo fue una montaña rusa de emociones, sino que el impacto del final, en serio, me cortó la respiración. Como no sé muy bien qué decir, empezaré con la recapitulación, y esta vez no voy a atender al tope de 1.500 caracteres, porque hay demasiado que decir. En este caso no la haré por personajes, pues es imposible, tienen contacto muchos con muchos y no se puede seguir la pista, excepto con Lydia y el Nogitsune.

Lydia y el Nogitsune:

En el subsuelo de Oak Creek, el Nogitsune no para de torturar a Lydia, diciéndole que si oye que Stiles se está muriendo es cierto. Además, estando donde está, oye muchísimas más voces y se vuelve medio loca, es como cuando fueron al Motel California. Lydia huye y se niega a contarle nada, y el Nogitsune la sigue torturando psicológicamente, intentando hacerle creer que no la están buscando, que están esperando a la noche a que aparezcan los Oni. Y hay una escena espeluznante en la que el Nogitsune le explica que las historias de embusteros siempre van de comida, siempre están hambientros, y que él es igual, que se come lo que siente y que es insaciable (#creepy).

Tras eso (casi al final), Lydia le dice que está nervioso, porque sabe que van a matarlo, y él le responde "precisamente por eso te estoy manteniendo tan cerca" (#creepyx2).

Habiendo terminado con Lydia y en la primera escena, vemos como Deaton está sacando las moscas a los licántropos (me encanta todo momento donde sale Deaton), y discuten sobre cómo es posible que haya “dos Stiles” y que se llevase a Lydia sin que nadie se diese cuenta. Mientras, en la residencia McCall, Stiles se deja examinar por los Oni, que determinan que sí es “él mismo” (¡por fin!).

En fin, cuando Noshiko y Kira van a casa, Noshiko le explica el juego de Go, ese juego asiático al que jugaban Stiles y el Nogitsune en aquel limbo mental, pues cree que si para el Nogitsune todo es un juego, el Go puede ser crucial (y yo opino que sí, que lo va a ser).

En la comisaría, hay dos escenas interesantes (y aquí voy a meter mucha opinión propia):

La primera es una conversación entre el Sheriff Stillinski y el ayudante Parrish. Es una conversación sobre por qué Parrish vino a trabajar a Beacon Hills conociendo las estadísticas. Él responde que no lo sabe y que “se sintió atraído hacia allí”, y teniendo en cuenta que cuando Allison, Stiles y Scott hicieron el ritual de sacrificio, Deaton les dijo literalmente que darían poder de nuevo al Nemetón, y que eso volvería a convertir Beacon Hills en un faro sobrenatural, y que atraería cosas “con las que los Argent podrían llenar las páginas de un bestiario”... en definitiva, creo que esta conversación es una pista de que Parrish es un ser sobrenatural.

La segunda, es el conmovedor reencuentro entre padre e hijo, seguido de la ruptura del momento por la necesidad de encontrar a Lydia. Una frase en la conversación, le hace recordar a Stiles sobre la chica de Eichen House, Meredith, la que hablaba a un teléfono que no funcionaba, y concluyen que puede ayudar.

En la casa McCall de nuevo, vemos a un Stiles cada vez más débil mientras los gemelos, Allison y Isaac buscan a Lydia. Resulta que Meredith fue encerrada por “mal comportamiento” (gritos… #bansheealavista), y se ha escapado, así que comienza la búsqueda de Meredith también, aunque finalmente Kira llama y dice que Meredith está en la clase de Finstock. Allí, hay una escena graciosa en la que Danny educa a Finstock sobre el mal uso de los términos “sanatorio” y “manicomio”, y vemos como el celador matón de Eichen House tiene algún rollo chungo tipo bullying con Finstock, así que mientras Meredith escucha “las voces” en unas cuerdas de piano y el matón está a punto de electrocutarla con una pistola paralizadora, por consejo de Kira, Finstock lo acaba electrocuntando con claros tintes vengativos y deja que se la lleven (#momentoépico #meparto).

Mientras todo esto ocurre, hay una escena muy mona en la que Isaac y Allison aclaran sus sentimientos, y dejan claro que cuando se acostaron Isaac era él mismo y lo hizo voluntariamente. Y tras eso: el Infierno se desata. Los gemelos (que cada día me caen mejor), están buscando a Lydia cuando alguien los acribilla con balas de acónito. Poco después Derek los pone a salvo en la guarida del coyote y busca a Chris, con quién se ha reconciliado tras "el incidente". Cuando ambos están a salvo, aunque yo hubiese apostado mi cuello por ello, dejan claro que los cartuchos no son los de Araya (#tensión).

Volviendo a la residencia McCall, tenemos dos escenas paralelas. Isaac y Stiles intentan que Meredith les diga dónde está Lydia. Ella dice que no puede decírselo sin que ella se lo diga, y que ha dicho que no quiere ser encontrada. Los chicos se dan cuenta de que es una banshee y consiguen que, mediante un “teléfono que suena”, les diga dónde está. La otra, es el padre de Scott revelando que cuando era pequeño, llegó bebido y en una discusión provocó que Scott cayese por las escaleras y se golpease la cabeza. Entonces su madre le dijo que se fuese y no volviese y él no volvió a beber. Scott le recrimina que se pasó su infancia dándose golpes porque era torpe, que caerse por las escaleras no fue nada y que lo que necesitaba es que estuviese allí para él (cosa con la que estoy totalmente de acuerdo, aunque debo decir que tanto secretismo para esta tontería me ha molestado y decepcionado).

Las dos últimas escenas antes del épico final, son dos: Allison va a hacer su “graduación”, que consiste en hacer balas de plata con la flor de lis, pero Allison decide que debería hacer una punta de flecha, porque el arco es su arma, y a esto le sigue un momento tierno pre-batalla en la que Allison le dice a su padre que le quiere. La otra es Kira discutiendo con su padre, en la que se descubre que cuando su madre le enseñó el juego de Go, su madre puso las fichas que representan al Nogitsune de una forma particular que no sugiere nada bueno. Y ahora, empieza la locura.

Todos, incluido Noshiko y los Oni, se dirigen al campo abandonado de Oak Creek. Allí, Noshiko y Kira se enfrentan, y Kira la acusa de que no quiere salvar a Stiles porque eso significaría que Rhys no tenía que haber muerto. Mientras, Scott y un Stiles arrepentido y más que dispuesto a morir, van a buscar a Lydia. Y entonces ocurre lo inesperado: Lydia se burla del Nogitsune, le dice que están aquí y van a matarlo, y él le responde algo peor: que es lo que esperaba, que necesitaba saber cuándo iba a morir porque solo cuando están cerca podía hacer “eso”… y entonces coge la cola que le robó a Noshiko y la rompe. El Nogitsune no solo ha invocado a un Oni más, se ha hecho con el control de los Oni, y los lanza contra la manada.

Comienza una lucha épica en la que vemos a los clásicos luchando (Isaac y Allison) y una Kira totalmente desenvuelta con la katana de la que me he enamorado. Scott y Stiles encuentran a Lydia que entra en pánico, diciendo que no deberían estar ahí. Arriba, los chicos son incapaces de detener a los Oni, y varios se ceban con Isaac (lo que me hizo pensar que Lydia sintió la muerte de Isaac), pero Allison dispara su última flecha de plata y acierta de pleno a un Oni y lo destruye por completo. ¡La plata era el secreto!

Pero justo después, un Oni atraviesa a Allison… (Advertencia: léase lo que sigue con tono veloz y evidencias de ansiedad). Hay una escena enorme y grandiosa, en la que el Nogitsune se marcha satisfecho con los Oni. Lydia, que se ha quedado con un moribundo Stiles en los túneles grita el nombre de Allison, todo va a cámara lenta. Allison cae en los brazos de Scott y él intenta quitarle el dolor pero no puede porque ya ha cruzado el umbral de la muerte y no duele, y mientras el pobre Isaac observa herido, Allison le dice que es “perfecto”. Y entonces vemos uno de los mejores planos nunca tomados: el suelo en primer plano, en el cual se ve a cámara lenta la mano derecha de Allison caer, con su particular guante de arquera, mostrando uñas pintadas de un rojo sangriento, cae y golpea el suelo. Es el final…

¿Cómo os habeis quedado? Yo destrozado. Desde que vi que Lydia no quería ser encontrada, supe que era porque alguien moriría, pero jamás imaginé que esa podía ser Allison. Luego he hecho algo de investigación y he sabido que fue iniciativa de la propia Crystal Reed: se quería marchar (sin que nadie la haya contratado para otra cosa, todo sea dicho, un movimiento un poco estúpido), y quería un final épico para Allison. Y tener lo ha tenido: a mí me ha dejado roto.

Y vosotros, ¿qué pensais?

Es perfecto... estoy en los brazos de mi primer amor, la primera persona que he amado y la persona que siempre amaré. Yo te quiero, te quiero... Scott... Scott McCall... - Allison Argent. DEP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario