martes, 15 de julio de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x18: Acertijo (Riddled)


NOTA: 5/10

En primer lugar, decir que me he tomado una licencia de traducción con el título, porque los títulos son dichos en algún diálogo del episodio (tradición de la serie), y al no haber títulos doblados ni traducidos, yo uso el término que usan en el doblaje. En segundo lugar, disculparme de nuevo por la longitud. Procuro no exceder los mil caracteres, pero a veces siento que me salto elementos importantes y no puedo, pero poco a poco que soy nuevo en esto, estoy trabajando en ello. Explicado esto, procedemos a recapitular.


Este episodio, fue un poco lento y aburrido en cierto modo, pero no deja de ser interesante por el lento proceso que observamos dentro de Stiles, por las revelaciones que tiene y por el hecho de que era un puente necesario para el asentamiento del auténtico antagonista de esta nueva historia.

Todo empieza cuando Stiles llama Scott para decirle que no sabe dónde está, que ha despertado ahí, le ocurre algo a su pierna, cree que hay alguien con él y hay un hedor horrible que hace que le lloren los ojos. Luego cuelga y vuelve a llamar y estas llamadas se hacen constantes en toda esta parte del episodio y de hecho, Lydia (que sigue flirteando con el gilipollas de Aiden) escucha parte de la conversación en una radio en uno de sus momentos banshee. Además, descubrimos que la Sra. Yukimura es también una kitsune.

Scott despierta a Isaac y van a casa de Stiles para captar su olor y al llegar, ven que Aiden y Lydia ya están allí y se encuentran un panorama algo dantesco: el mapa de cuerdas de casos sin resolver de Stiles, que sale desde varias fotos y se unen todas en su cama. Scott y Isaac van a la comisaria a avisar al sheriff Stillinski mientras Lydia se queda en el cuarto convencida de que hay algo en ese cuarto que les puede ayudar.

El sheriff busca el jeep de Stiles y lo localizan cerca del hospital, pero ya no está ahí. En el tejado, Derek enseña a Scott a olfatear señales químicas, y es un momento guay, cuando olfatean ansiedad por luchar consigo mismo. Entonces Scott pide a Isaac que busque a Allison porque no responde al móvil. Mientras, el agente McCall es informado y lee la transcripción de la llamada, así que sale junto con Melissa a buscarlo también.

En la habitación de Stiles, Aiden acaba tocando una de las cuerdas tensadas y Lydia tiene un momentazo banshee: cuando la cuerda vibra, oye susurros en ella, así que Lydia escucha hasta concluir que Stiles está en Eichen House, el psiquiátrico en el que estaba William Barrow. Evidentemente van todos allí, pero no hay señales de Stiles, y Lydia se va muy decepcionada consigo misma.

Al contrario de lo que todos piensan, el agente McCall cree que Stiles sigue sonámbulo y que cree saber dónde está. Lo encuentran, lo despiertan y lo llevan al hospital: resulta que el hedor insoportable era el repelente de animales que usaron en la guarida del coyote.

Durante todo este tiempo, vemos escenas de Stiles interactuando con el nogitsune en una especie de pesadilla. Él es una cosa humanoide con vendas en la cara que solo deja ver sus enormes dientes que parecen de metal plateado. Pinta el kanji de “yo” en la pared y éste se disuelve (metáfora de que él ya no es “él mismo”, tengo entendido que pocos lo entendieron, pero es brillante). El nogitsune no para de hablar en término de “nosotros” y empieza a preguntar acertijos cortos a Stiles, finalizando con “todo el mundo lo tiene, pero nadie puede perderlo, ¿qué es?”. Stiles no puede resolverlo y el nogitsune monta en cólera, pero es entonces que es despertado.

Tras todo este mal trago, Melissa y el sheriff concluyen que deben hacer pruebas a Stiles: buscan demencia fronto-temporal, la misma enfermedad que tenía la Sra. Stillinski. Scott y los demás se van a casa. Al salir del hospital Lydia oye un ruido metálico, pero ya no confía en sus sensaciones así que lo ignora, mientras que Isaac busca a Allison, que al encender su móvil descubre un extraño mensaje de voz en japonés. A las afueras del hospital, uno de los gemelos habla con Derek sobre el “sonambulismo” de Stiles, pero Derek no le cree porque cree que el nogitsune eligiría a alguien más poderoso, pero al final hay algo en la electricidad que le da una idea.

Al día siguiente, Allison y Isaac preguntan al Sr. Yukimura por el mensaje, el cual les informa que son instrucciones de un campo de concentración llamado Oak Creek, pero que no existió ningún campo con ese nombre; Derek se acerca a Kira y le dice que quiere saber qué ocurrió en la central. Kira le lleva allí y encuentran el bate de Stiles magnetizado y pegado a un generador, a lo que Derek le pide que le cuente todo lo que sepa del fuego de zorro (esto se pone interesante). Más adelante, Derek concluye que sin saberlo, Kira usó el fuego de zorro para ayudar al nogitsune a tomar el control de Stiles.

Antes de someterse a las pruebas, Scott y Stiles comparten un momento “bromance” muy chulo e intenso y, con eufemismos, pactan que si padece eso, él le convertirá para curarle. Al entrar Stiles en la máquina, comprobamos que el sonido metálico que escucha Lydia es el de esa máquina.
Pasando a otro tema, y tras compartir un sincero momento “padawan” mutuo con Derek, Scott cree que Stiles luchaba para no hacer algo en el tejado, y vemos como ha manipulado un gran cable en el tejado. En serio, uno enorme.

Poco después, hay drama cuando el médico informa al sheriff de que Stiles muestra signos de la enfermedad, y entonces vamos a las últimas escenas: Stiles vuelve a entrar en su pesadilla y el nogitsune se empieza a quitar las vendas a la vez que Stiles resuelve el acertijo: lo que todo el mundo tiene y nadie puede perder es una sombra. Entonces el nogitsune muestra su rostro y vemos que es un doble. Stiles despierta ya bajo el dominio del nogitsune, y desaparece. Cuando el cable manipulado se rompe y causa el caos en el hospital, vemos llegar a la Sra. Yukimura, que se revela como la que convocó a los Oni y que afirma que elegir a un niño inocente como hospedador no la va a detener. Es una escena muy reveladora, estoy seguro, porque no parece solo algo moral, se denota que se conocen de antes y que todo esto es algo personal. No creo, de hecho, que este nogitsune en concreto esté en Beacon Hills por casualidad.

Como escena final, vemos que el cable del tejado cae y va directo hacia Kira, dejándonos con la intriga de si llega a golpearla o no.

Y eso es todo, ¡hasta el próximo episodio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario