viernes, 11 de julio de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x14: Más Malo Que Bueno (More Bad Than Good)


NOTA: 6/10

El capítulo empieza fuerte, cuando unos torturadores y una yaya sádica torturan e interrogan a los Hale (que ahora que lo pienso, no se sabe nada de Cora Hale). Preguntan por donde está “la loba”, así que puede que se refieran a ella. En cualquier caso, la yaya pierde el juicio y le corta un dedo a Peter, algo un poco gore para esta serie.


Mucho más adelante (casi al final del episodio), vemos como ocurre un tiroteo y aparece Braeden, la chica de color que salvó a Isaac de los gemelos al empezar la 3ª temporada y que dábamos por muerta. Según ella, ha sido contratada por Deucalion para rescatar a Derek, y debo decir que espero que Deucalion no vuelva: con 12 episodios de lobo-demonio tuve más que suficiente, de momento. Tras ser rescatados y recuperar el dedo de Peter, los tres investigan la casa, y encuentran una caja. La caja está echa de “azarollo”, que es básicamente serbal. Como el serbal repele lo sobrenatural, solo puede abrirla Braeden, y al hacerlo, encuentran otro sistema de seguridad: ceniza de serbal. Braeden mete la mano y saca una especie de recipiente de madera cuya tapa tiene un triskel grabado, y cuyo contenido no es revelado en este episodio. La verdad es que me intriga mucho esta trama, y puede que sea muy interesante si se lo montan bien (y llevan tres temporadas montándoselo bien).

Anotación: lo maravilloso de este momento, es que han corregido el error de llamar al “mountain-ash” (serbal), fresno, como hicieron en la 2ª temporada, hecho que me tuvo investigando semanas para ver qué pasaba aquí. A raíz de esta escena, parece ser que llaman “rowan tree” o “mountain-ash wood” a la madera trabajada, y “mountain-ash” al serbal en estado de “cenizas” (pulverizado). No sé a qué traductor han despedido, pero me alegro muchísimo que hayan pasado de confundir el serbal con fresno, a que este pueda traducirte “azarollo”.

Tras la intro, vemos como Scott y Stiles siguieron a Malia a su guarida, donde tiene todas sus cosas. Scott no cree ser capaz de rastrearla sin transformarse, y tiene miedo de hacerlo, por lo que llaman al padre de Stiles e intentan convencerle de que el coyote es Malia atrapada en la forma de coyote, y que probablemente se siente culpable porque se transformaría durante la luna llena y eso provocaría el accidente, pero como no, el padre de Scott acaba metiendo las narices de por medio. Nota personal: odio al agente McCall.

Al día siguiente, en el instituto, Kira intenta dar una investigación sobre el bardo a Scott, pero se le ha olvidado, y se lo trae su padre, causando un momento increíblemente awkward para Kira de los que tanto adoro y con los que tanto me río, aunque en el fondo muy tierno. El caso es que Stiles tiene una crisis y Scott se lo lleva, y tiene que convencerle de que no está en un sueño, mientras Kira, que sigue intentando ligar con Scott, coge la mochila de Stiles, para ser posteriormente atacada por el coyote y salvada por Scott en el propio instituto. Al parecer, Malia busca la muñeca que Stiles cogió del coche en el episodio anterior. El padre de Malia se entera y se dedica a poner trampas para coyotes por todo el bosque (arriesgando vidas humanas) mientras una partida de caza, y el propio Sr. Tate, si dirigen al bosque a cazar al coyote, y nuestra pandilla intenta adelantarse.

Resulta que el gran plan de Scott es usar el rugido de Alfa para obligar a Malia a convertirse en humana de nuevo, pero no sabe como hacerlo, así que recurre a los gemelos, que aunque ya no son Alfas, dicen poder enseñarles. Para “enseñarle”, le pegan una paliza bestial para “sacar la bestia interior”, una escena muy brutal que es prácticamente bullying físico, vaya. Mientras, en la casa de los Argent, Allison e Isaac preparan un rifle con tranquilizantes, y Allison vuelve a alucinar y apunta a Isaac con el rifle. La verdad es que esto ya cansa un poco: ¿la infame cazadora es tan tonta que no ve que cada vez que apunta a la alucinación de su tía, acaba apuntando a alguien en la vida real? En fin…

Para finalizar esta historia, la pandilla se dirige al bosque, donde Scott protagoniza otra persecución espectacular, e Isaac es atrapado por una de las trampas. Isaac convence a Allison de que drogue al Sr. Tate cuando está a punto de disparar a Malia, le lleva un par de intentos, pero lo consigue. Mientras, tras descubrir Stiles que el motivo por el que Malia está obsesionada con la muñeca es que era de su hermana y la dejó en el coche en su honor, Lydia mete el pie en una trampa y, ¡menuda tensión! Las trampas traen instrucciones pero Stiles no puede leer, así que tiene que figurarse como se desactiva. Tras salir todo victorioso tras mucho sudor, Scott coge a Malia y consigue emitir un rugido tan fuerte, que no solo devuelve a Malia a su forma humana, sino que da fuerzas a Isaac para romper la trampa. Finalmente devuelven a Malia a su casa y ahora veremos si fueron felices y comieron perdices o no…

Para finalizar el episodio, hay una escena genial, pero GENIAL, en la que una figura desconocida se acerca al Nemetón. Del árbol, crece una hierba que sobresale del tronco. Esta figura arranca la hierba y del hueco salen montones de luciérnagas luminiscentes (de esas que Chris Argent dijo que no hay en California y era efecto de los sacrificios humanos) y que se juntan y crean unas formas humanoides hechas de humo negro… y fin del capítulo.

Un capítulo normalito que se vuelve intenso hacia el final, y prevee una nueva trama distinta a la que había empezado con esta parte de la temporada. Ahora solo queda ver los capítulos venideros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario