martes, 29 de julio de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x20: La Casa del Eco (Echo House)


NOTA: 6/10

Bueno, esta recapitulación llega un poco tarde por asuntos familiares. Personalmente, creo que este episodio es más bien flojillo, poco movido, vaya, casi no avanza. Creo que ha sido un episodio puente y de relleno innecesario. Dicho esto, podemos dividir claramente el episodio por grupos de personajes.


Derek y Chris Argent:

Ambos personajes siguen en la cárcel, intentando averiguar dónde se encuentra un "pergamino Shugendo" (definiendo Deaton a los shugenja como “los ascéticos de Japón”) que contiene la información para exorcizar un nogitsune y que el último en comprarlo fue Kincaid, el hombre lobo de Katashi. En una conversación telefónica con Allison, Scott y Deaton, llegan a la conclusión de que el pergamino es pequeño y está dentro de la prótesis de Katashi, que es parte de las pruebas federales sobre su asesinato. Tras eso, Chris tiene una conversación con Derek sobre si está dispuesto a matar a Stiles para acabar con el nogitsune respondiendo que eso depende de cuánto quede de Stiles, y hace una especial mención a los berserkers, guerreros germánicos que usaban pieles animales para canalizar su furia (#hechoreal), y que Chris explica que no solo canalizan, sino que se vuelven animales feroces y pierden la humanidad casi por completo. Una historia para un amante de la mitología (y un pagano) como yo, extremadamente interesante.

Estos personajes no tienen más relevancia en este episodio, excepto en una escena donde Chris se reune con la yaya sádica que torturó a los Hale y que por la conversación, deduzco que es familia de la mujer de Chris y que viene de otra línea de cazadores que se unieron con los Argent. Eso SÍ fue impactante.

Scott, Allison, Kira, Lydia, Deaton, Ethan y Aiden:

Tras una escena de lo más “bromance” (en el sentido triste), Scott se despide de un Stiles que está bajo control gracias al veneno místico que le ha suministrado Deaton, y que se auto-ingresa en Eichen House durante 72 horas por voluntad propia. Tras la conversación con Chris Argent, y saber por éste que las pruebas sobre el asesinato de Katashi van a ser trasladadas, planean un asalto al camión blindado entre todos. Kira se apunta al último momento, donde vemos que ha entrenado con la katana (no sé de dónde saca una adolescente una katana, por muy japonesa que sea) y que aprende sorprendentemente rápido. Al final no pueden ejecutar el plan porque Kincaid ha matado a los policías que transportan la prótesis. Todos luchan contra Kincaid de manera fallida, ya que se demuestra extremadamente poderoso a pesar de ser un Omega, y finalmente son los gemelos los que consiguen reducirlo. Una escena chapó en la que se ve la cohesión de la manada de Scott.

Tras eso, Deaton intenta traducir el pergamino aunque su japonés no sea bueno, y al parecer dice que una forma de expulsar a un nogitsune es cambiar el cuerpo del anfitrión, así que concluyen que convertir a Stiles en hombre lobo es la solución.


Stiles, Malia y Marin Morell:


Cuando Stiles ingresa en Eichen House y tiene una dura despedida de su padre, vemos que sigue viendo al nogitsune por todas partes, y escuchando acertijos también. Ahí conocemos al compañero de habitación de Stiles, Oliver que dice algo muy interesante que nos recuerda a Barrow: que se tragó un bicho y parezca que siga en su garganta.

Al día siguiente, Stiles se encuentra con Malia Tate, y cuando esperaba un agradecimiento ella le golpea, y al caer, Stiles descubre el sótano de sus sueños. Además, vemos que Marin Morell ahora trabaja en Eichen House. Posteriormente vemos una interesante escena: cuando Morell está realizando una terapia de grupo sobre la culpa, ve algo en Stiles que le hace entrar en pánico. Se lo lleva y le informa de que le han aparecido unas marcas llamadas “figura de Lichtenberg” que aparece cuando alguien es alcanzado por un relámpago (#hechoreal), y que si aparecen tras ser envenenado con líquen de los lobos significa que el veneno pierde efecto y cuando desaparezcan volverá a estar poseido. Morell proporciona anfetaminas a Stiles y le advierte de que no se duerma, porque cuando duerme es vulnerable, y que si el nogitsune vuelve a tomar el control le administrará una inyección letal “para mantener el equilibrio” (esta mujer justifica todo con “mantener el equilibrio”).

Tras eso, vemos como Malia y Stiles sienten una evidente atracción y él se obsesiona con bajar al sótano. Malia le ayuda a conseguir las llaves a cambio de llevarle a alguien que le ayude a volver a ser un coyote (al parecer eso es lo que le molesta, no quería ser humana y no puede volver a ser coyote). En el intento, Stiles es pillado y sedado, y vemos como vuelve a interaccionar con el nogitsune. Al despertar, Malia enseña otro camino al sótano, y allí vemos como POR FIN, Stiles pierde la virgnidad (¡yujú!), y además descubre tras la pared donde está grabado el kanji al nogitsune (o al menos, a su antiguo anfitrión, el hombre vendado) y una foto con alguien familiar que no es mostrado. Entonces aparece Oliver, que los inmoviliza con una pistola paralizante, revelando al escupir una mosca que está influenciado por el nogitsune, como lo estaba Barrow. El nogitsune amenaza con matar a Malia si no le deja entrar y claro, todos conocemos la norma de las series adolescentes: quién se lleva tu virginidad es tu primer gran amor, así que al final Stiles cede.

Finalmente, Malia se marcha de Eichen House para buscar a Scott, y Morell le indica donde encontrarle, parece ser que para que sea parte de la manada y ayude a detener a Stiles. Al salir, vemos como un brillo azul vuelve a invadir sus ojos.

Como dije un capítulo de doble opinión, por un lado tiene revelaciones muy interesantes como la del pergamino o como la del primer polvo de Stiles, pero por otra es tremendamente lento y con mucha paja. No obstante, creo y espero que los próximos episodios van a ser una auténtica locura sin control y estoy deseando verlos.

¡Hasta la próxima!

domingo, 20 de julio de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x19: Letharia Vulpina


NOTA: 9/10

Bueno gente, este domingo hemos tenido un episodio increíblemente movidito, y muy interesante. Esta vez narraré por partes porque los personajes fluctúan mucho y es casi imposible seguir la historia siguiendo sus líneas argumentales.


Al comienzo del episodio, vemos como Deaton llega a la casa del hijo de aquel yakuza poseído del pasado de Chris Argent, y habiendo envenenado al lobo de éste para acceder al lugar y engañándole para que le lleve al lugar donde murió el nogitsune, le explica que ese musgo se llama Letharia vulpina o "liquen de los lobos", que se usaba para envenenar lobos y zorros con una toxina que genera, el ácido vulpínico (curiosidad: todo esto es cierto), por lo que usando trucos con sus conocimientos de toxinas, inmoviliza al yakuza y coge una muestra del liquen, afirmando que un liquen nacido de la sangre de un nogitsune es muy especial, y que va a usarlo para envenenar a un zorro que se esconde dentro de un adolescente (Stiles, claramente).

Siguiendo con la escena del cable del hospital, vemos que el cable desata el caos y que el pobre Isaac es electrocutado brutalmente, cuando Kira da una super voltereta en plan ninja que te cagas y absorbe toda la electricidad del cable. En ese momento vemos sus ojos con un fulgor naranja similar al de su aura, la única vez que vemos algo parecido a los ojos de un cambiaformas en un kitsune, una escena épica que disfruté muchísimo y que deja cada vez más claro que Kira va a ser parte fija de la pandilla. Lo que sigue, son varias escenas con música triste de gente lamentando todo, y donde vemos que Stiles lleva dos días desaparecido. Además, Allison y Scott visitan a Isaac, que está muy malherido, y Scott absorbe parte de su dolor.

En el instituto, Kira habla de que en las historias los kitsunes son traviesos y no se mueven por conceptos del bien o el mal, pero que de ofender a un nogitsune, puede reaccionar realmente mal. No sé por qué me figuro que es la Sra. Yukimura la que ha ofendido al nogitsune, como dije, había algo personal entre ellos.

Aún en el instituto, Scott y los gemelos oyen un emisor para lobos en el sótano y se encuentran a un Stiles confuso, que dice que no sabe qué ha pasado estos dos días, pero que por los mapas que ha encontrado, cree que ha hecho algo muy malo. Los gemelos entran en colera y Scott debe ponerlos en su sitio como Alfa (genial momento).

Las escenas que siguen con Scott y otros, es una serie de pistas que llevan a posibles catástrofes provocadas por el Nogitsune, entre ellas que el entrenador sea disparado por una trampa con ballesta en un ejercicio al aire libre (donde comprobamos la velocidad sobrehumana de Kira, y donde vemos como Danny e Ethan reconectan), además de que un chico crea que tiene una (falsa) bomba en un bus (y donde el ayudante Parrish participa para ver si es una bomba real y con toda la tensión, el alumno acaba medio ligando con él, otro guiño de normalización que me encanta de esta serie) y el que hubiese una bomba real en la comisaria, donde están Chris Argent y Derek detenidos por el agente McCall (acusados de asesinar a Katashi), en el que hay un pequeño momento entre Derek y Chris cuando Derek salva a Chris de la bomba exponiéndose él mismo. Todas las catástrofes acaban con Scott abusando de su poder de absorber el dolor ajeno.

Mientras todo esto pasaba, Lydia supone que Peter Hale quiere algo de ella al verlo ligar con su madre. Ella y Allison van a verlo, y él le explica que sabía que su mordisco no la mataría, que fue lo que despertó sus poderes. También me pareció muy interesante que le dijese que su poder de banshee no lo da el grito, que el grito solo ahoga el ruido para poder escuchar. Le ofrece enseñarle a controlarlo a cambio de que use sus poderes para escuchar un recuerdo que Talia le robó, y que está en las garras de ésta. Cuando Allison y Peter discuten, Lydia se cabrea y lanza de forma sobrenatural las garras de Talia, hasta que escucha el recuerdo y es muy fuerte: Peter es padre. ¡Padre, joder! Lo que faltaba ya, con lo psicópata que es. Más adelante investigan y parece que es el padre de Malia Tate. Increíble. ¿Y por qué es coyote y no loba?.

En fin, en el instituto observamos que las “colas” de la Sra. Yukimura son cuchillos, y parece ser que al sacrificar una cola invoca a un Oni cada vez más poderoso, y se intuye que de perder todas las colas, pasaría algo malo. Tras esto, Kira corre a comisaria a advertir que los Oni ya llegan, y deciden ir a la clínica veterinaria para ganar tiempo con el serbal. Al llegar a la clínica, los Oni, Scott y Kira tienen una encarnizada lucha, donde Scott es apuñalado por un Oni. Una vez dentro, Stiles-Nogitsune deja inconsciente a Kira, revelando que todo era parte de un enorme plan maquiavélico que forzase a Scott a absorber el dolor, y entonces, robar todo ese sufrimiento y ser más poderoso. Entonces llega Deaton en plan heroico (¡ya era hora de que viéramos a un druida en acción más allá de rodearse de ceniza de serbal!) e inyecta a Stiles algún tipo de solución con el liquen, explicando a Scott que ahora mismo el Nogitsune está envenenado, pero no muerto…

Y así acaba el episodio, un episodio con mucha acción, muy tenso, donde vemos la extensión del intelecto del Nogitsune (porque la verdad, el muy cabrón fue imaginativo) y donde vemos una faceta más activa de Deaton, que también fue increíblemente inteligente en sus movimientos. Un gran episodio, en mi opinión. ¿Qué os pareció a vosotros?

¡Hasta la próxima semana!

martes, 15 de julio de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x18: Acertijo (Riddled)


NOTA: 5/10

En primer lugar, decir que me he tomado una licencia de traducción con el título, porque los títulos son dichos en algún diálogo del episodio (tradición de la serie), y al no haber títulos doblados ni traducidos, yo uso el término que usan en el doblaje. En segundo lugar, disculparme de nuevo por la longitud. Procuro no exceder los mil caracteres, pero a veces siento que me salto elementos importantes y no puedo, pero poco a poco que soy nuevo en esto, estoy trabajando en ello. Explicado esto, procedemos a recapitular.


Este episodio, fue un poco lento y aburrido en cierto modo, pero no deja de ser interesante por el lento proceso que observamos dentro de Stiles, por las revelaciones que tiene y por el hecho de que era un puente necesario para el asentamiento del auténtico antagonista de esta nueva historia.

Todo empieza cuando Stiles llama Scott para decirle que no sabe dónde está, que ha despertado ahí, le ocurre algo a su pierna, cree que hay alguien con él y hay un hedor horrible que hace que le lloren los ojos. Luego cuelga y vuelve a llamar y estas llamadas se hacen constantes en toda esta parte del episodio y de hecho, Lydia (que sigue flirteando con el gilipollas de Aiden) escucha parte de la conversación en una radio en uno de sus momentos banshee. Además, descubrimos que la Sra. Yukimura es también una kitsune.

Scott despierta a Isaac y van a casa de Stiles para captar su olor y al llegar, ven que Aiden y Lydia ya están allí y se encuentran un panorama algo dantesco: el mapa de cuerdas de casos sin resolver de Stiles, que sale desde varias fotos y se unen todas en su cama. Scott y Isaac van a la comisaria a avisar al sheriff Stillinski mientras Lydia se queda en el cuarto convencida de que hay algo en ese cuarto que les puede ayudar.

El sheriff busca el jeep de Stiles y lo localizan cerca del hospital, pero ya no está ahí. En el tejado, Derek enseña a Scott a olfatear señales químicas, y es un momento guay, cuando olfatean ansiedad por luchar consigo mismo. Entonces Scott pide a Isaac que busque a Allison porque no responde al móvil. Mientras, el agente McCall es informado y lee la transcripción de la llamada, así que sale junto con Melissa a buscarlo también.

En la habitación de Stiles, Aiden acaba tocando una de las cuerdas tensadas y Lydia tiene un momentazo banshee: cuando la cuerda vibra, oye susurros en ella, así que Lydia escucha hasta concluir que Stiles está en Eichen House, el psiquiátrico en el que estaba William Barrow. Evidentemente van todos allí, pero no hay señales de Stiles, y Lydia se va muy decepcionada consigo misma.

Al contrario de lo que todos piensan, el agente McCall cree que Stiles sigue sonámbulo y que cree saber dónde está. Lo encuentran, lo despiertan y lo llevan al hospital: resulta que el hedor insoportable era el repelente de animales que usaron en la guarida del coyote.

Durante todo este tiempo, vemos escenas de Stiles interactuando con el nogitsune en una especie de pesadilla. Él es una cosa humanoide con vendas en la cara que solo deja ver sus enormes dientes que parecen de metal plateado. Pinta el kanji de “yo” en la pared y éste se disuelve (metáfora de que él ya no es “él mismo”, tengo entendido que pocos lo entendieron, pero es brillante). El nogitsune no para de hablar en término de “nosotros” y empieza a preguntar acertijos cortos a Stiles, finalizando con “todo el mundo lo tiene, pero nadie puede perderlo, ¿qué es?”. Stiles no puede resolverlo y el nogitsune monta en cólera, pero es entonces que es despertado.

Tras todo este mal trago, Melissa y el sheriff concluyen que deben hacer pruebas a Stiles: buscan demencia fronto-temporal, la misma enfermedad que tenía la Sra. Stillinski. Scott y los demás se van a casa. Al salir del hospital Lydia oye un ruido metálico, pero ya no confía en sus sensaciones así que lo ignora, mientras que Isaac busca a Allison, que al encender su móvil descubre un extraño mensaje de voz en japonés. A las afueras del hospital, uno de los gemelos habla con Derek sobre el “sonambulismo” de Stiles, pero Derek no le cree porque cree que el nogitsune eligiría a alguien más poderoso, pero al final hay algo en la electricidad que le da una idea.

Al día siguiente, Allison y Isaac preguntan al Sr. Yukimura por el mensaje, el cual les informa que son instrucciones de un campo de concentración llamado Oak Creek, pero que no existió ningún campo con ese nombre; Derek se acerca a Kira y le dice que quiere saber qué ocurrió en la central. Kira le lleva allí y encuentran el bate de Stiles magnetizado y pegado a un generador, a lo que Derek le pide que le cuente todo lo que sepa del fuego de zorro (esto se pone interesante). Más adelante, Derek concluye que sin saberlo, Kira usó el fuego de zorro para ayudar al nogitsune a tomar el control de Stiles.

Antes de someterse a las pruebas, Scott y Stiles comparten un momento “bromance” muy chulo e intenso y, con eufemismos, pactan que si padece eso, él le convertirá para curarle. Al entrar Stiles en la máquina, comprobamos que el sonido metálico que escucha Lydia es el de esa máquina.
Pasando a otro tema, y tras compartir un sincero momento “padawan” mutuo con Derek, Scott cree que Stiles luchaba para no hacer algo en el tejado, y vemos como ha manipulado un gran cable en el tejado. En serio, uno enorme.

Poco después, hay drama cuando el médico informa al sheriff de que Stiles muestra signos de la enfermedad, y entonces vamos a las últimas escenas: Stiles vuelve a entrar en su pesadilla y el nogitsune se empieza a quitar las vendas a la vez que Stiles resuelve el acertijo: lo que todo el mundo tiene y nadie puede perder es una sombra. Entonces el nogitsune muestra su rostro y vemos que es un doble. Stiles despierta ya bajo el dominio del nogitsune, y desaparece. Cuando el cable manipulado se rompe y causa el caos en el hospital, vemos llegar a la Sra. Yukimura, que se revela como la que convocó a los Oni y que afirma que elegir a un niño inocente como hospedador no la va a detener. Es una escena muy reveladora, estoy seguro, porque no parece solo algo moral, se denota que se conocen de antes y que todo esto es algo personal. No creo, de hecho, que este nogitsune en concreto esté en Beacon Hills por casualidad.

Como escena final, vemos que el cable del tejado cae y va directo hacia Kira, dejándonos con la intriga de si llega a golpearla o no.

Y eso es todo, ¡hasta el próximo episodio!

domingo, 13 de julio de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x17: Dedo de Plata (Silverfinger)


NOTA: 9/10

Bueno, este capítulo es espectacular, y mi favorito por el momento, así que perdonadme si no escatimo en detalles sobre los momentos más emocionantes.


Empecemos por la familia Argent, que en este episodio tiene una linea argumental propia. Vemos en un flashback intercalado con el presente, que Christ Argent se encontró con estos seres cuando hizo su primera venta de armas a los 18 años en Japón, con miembros de la yakuza. Estos seres se aparecieron de la nada, explicó que llevaban espadas pero no curvas como las katanas, sino rectas y de acero negro, como ninjatōs. Mataron a todos los que se le opusieron y eliminaron al jefe yakuza, que resultó ser un ser sobrenatural de enormes dientes. Chris no sabía qué es, pero dice que algunos sobrevivieron y que un tal Katashi, apodado "Dedo de Plata" por una prótesis, estaba en el país desde hace un tiempo y que puede que sepa qué son. Entonces Chris enseña la máscara rota, asegurando que no lo mató y afirmando que tras la máscara solo hay "absoluta oscuridad", cosa que podemos comprobar por nosotros mismos en el flashback.

El plan de Chris, dado que Katashi es un paranoico, ha sido rondar el rumor de que vende una de sus pistolas antiguas con esperanza de que Katashi desee comprarla y así poder interrogarle, un plan al que asisten los tres, Allison, Isaac y el propio Chris.

Más o menos contemporáneo a todo esto, vemos que Scott llevó a Kira a casa tras contarle todo, y que ella se siente en cierta forma satisfecha de no ser la única rara. En el instituto, los gemelos se empeñan en vigilar a Scott día y noche, para protegerlo de las criaturas japonesas. En este tiempo, Stiles intenta convencer a Scott de que él pudo haber ayudado a Barrow, pero tanto la llave del almacén de química como el mensaje en clave han desaparecido, pero la broma que Stiles diseñó para el entrenador es increíblemente parecida a como Barrow puso su bomba, lo que le hace dudar. Tras eso Stiles va al hospital y Scott y Kira sabotean las motos de los gemelos para que no les sigan.

En la casa de Scott, Scott le explica que su jefe (Deaton) les instaló "un sistema de seguridad" pero que solo su madre puede activarlo (esto me intrigó bastante, será algo con serbal). Kira le habla sobre los kitsunes, los zorros mágicos del folklore japonés, que cuando frotan sus colas puede crear fuego o luz, llamado "fuego de zorro", pero que ella no tiene ninguna cola. Esto es importante a la hora de seguir con la historia del plan de los Argent.

En el lugar de la venta, al no asistir Katashi en persona, hacen que Isaac pase por vendedor, pero Isaac está extremadamente inseguro. Entonces tenemos otro momento íntimo entre Allison y Isaac donde consolidan su relación, y Allison da confianza a Isaac, aunque demuestra que Isaac sigue siendo más virge que María. Al entrar, no solo no está Katashi, sino que aparentemente Katashi ha enviado a un hombre lobo.

Intercalando con escenas de la casa de Scott, vemos como Chris y Allison se deshacen de la seguridad de Katashi hasta llegar a él, pero Isaac es pillado en una mentira y el hombre lobo se lo lleva a Katashi. Una vez con Katashi, Chris le recuerda quién es y le muestra la máscara.

Ahora pasamos a la revelación, algo increíblemente revelador e informativo de la mitología de la serie respecto al folklore japonés: Katashi afirma que se llaman Oni, son demonios y son imparables. Los define como una fuerza de la naturaleza que no se puede combatir, y que ningún arma humana puede herirlos. Explica que la marca que dejan, es el kanji para "yo", significa que esa persona sigue siendo ella misma, y que los Oni buscan a alguien poseido por un espíritu oscuro. Entonces, afirma que existen 13 tipos de kitsune y menciona algunos: celestial, salvaje, océano, trueno, y también un kitsune oscuro que llaman "void" (nota: "void" significa "vacío", no sé por qué no lo han traducido), o nogitsune. Explica que el jefe yakuza estaba poseído por un nogitsune, y que así fue como ascendió, porque el nogitsune basa su poder en la tragedia, el dolor, los conflictos y el caos. Es todo muy fuerte, yo me quedé flipado, cuando creí que habíamos conocido a los antagonistas, resulta que hay más que no conocíamos, y me enamoré de este episodio.

Tras esto, Katashi explica como perdió su dedo, por un ritual de penitencia llamado "Yubitsume" (que por cierto, esto es verdad), y explica que cuando los Oni le atacaron, se preparaba para huir, no para luchar, y que de no haber sido por el disparo de Chris, hubiese quedado como un cobarde y hubiesen pedido su cabeza, no obstante, le dice que si hay un nogitsune cerca, debería dejar que los Oni lo destruyan, incluso si fuera su propia hija.

Anterior a todo esto, vemos como Stiles habla con Melissa de sus síntomas y esta le calma y le da un sedante, ya que considera que solo padece de insomnio extremo, pero luego, al revisar sus síntomas, ve que coincide con los que padecía su madre.

De vuelta en la casa de los McCall, llega el padre de Scott, que les muestra que sabe que estuvieron en su oficina por una foto de seguridad del portatil de trabajo. Scott y su padre tienen una acalorada discusión mientras llega su madre y entonces ocurre: se pone el sol. Un Oni se materializa en la casa, y atraviesa con su espada al agente McCall. Entonces, Derek y los gemelos hacen una aparición espectacular en la casa, mientras Scott le dice a su madre que coja la ceniza. Los lobos expulsan fuera a los Oni y Melissa lanza una poción de ceniza de serbal al umbral de la puerta, creando una barrera: resulta que todos los zócalos de la casa son de madera de serbal, dejando como única entrada la puerta, que al ponerle ceniza de serbal en el umbral, impide totalmente el paso a los seres sobrenaturales.

Mientras el padre de Scott agoniza, los gemelos intentan averiguar qué es Kira, ya que no puede atravesar la barrera. Derek les dice que es un kitsune, que se sabe por el aura que emiten los más jóvenes que no saben como ocultarla y que probablemente no sepa ni de qué tipo es (aunque yo apostaría por el tipo trueno, no sé yo...).

Tras esto, vemos que los Oni intentan buscar un punto débil a la barrera, y empiezan a atravesarla, todo mientras el agente McCall dice que necesita hablar con Scott y le dice a Melissa que si sabe por qué volvió realmente... a saber qué pasa.

Entonces Allison llama a Scott y le explica que son demonios japoneses y que buscan un espíritu oscuro, un nogitsune, que saben que es sobrenatural, pero que tras comprobar que sigue siendo él no le harán daño. Cuando los Oni rompen la barrera del serbal, Scott ordena no hacer nada, y para demostrar a Kira que ella no es el espíritu oscuro, se dejan escanear por los Oni. Los Oni les analizan a la vez, de forma pausada, lenta, girando la cabeza de forma sincronizada (una escena bestial, me encantó, era como un ritual silencioso), y finalmente les dejan caer con el kanji de "yo" tras la oreja y se marchan.

Para finalizar, Stiles despierta y busca a Melissa, la cual llega con Scott y el agente McCall al hospital. Stiles va hacia el sótano cuando tres Oni se materializan a su alrededor. Cuando uno de ellos intenta escanearle, Stiles le agarra el brazo (y en ese momento yo alucino en colores y entiendo todo), le mete la mano en el pecho y le arranca la luciérnaga de dentro. Los otros dos le atacan, pero la escena se corta. Entonces Scott llega y Stiles finge que no ha pasado nada, ya no hay rastro de los Oni, excepto cuando se marchan, que vemos una luciérnaga en el suelo que se disuelve en humo negro (por lo que presupongo que ha destruido a los tres Oni).

¿Qué queda por decir? Disculpa, posible lector, si es una entrada excesivamente larga, pero es que ha sido TAN bueno el episodio, con TANTA acción, TAN revelador de la mitología de la serie y de esta trama, que es uno de mis favoritos de todos los tiempos. Ahora solo falta esperar que todo mejore en su desarrollo...

¡Hasta el próximo episodio!

sábado, 12 de julio de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x16: Iluminada (Illuminated)


NOTA: 9/10

Este capítulo empieza con un regalo para la vista, viendo como 5 de estas figuras japonesas caminan durante la noche de Halloween, de forma disciplinada, con movimientos sincronizados, en fin, un regalo para la vista de los que admiramos la estética de esta serie. Mientras, en casa de los Argent, Isaac describe a sus cinco atacantes y que los ojos de uno de ellos eran de un amarillo verdosos "como luciérnagas". Entonces Chris Argent tiene un auténtico déjà vu y pide que guarden el secreto 24 horas, así como vemos que tiene los restos de una máscara del mismo tipo que portan los atacantes.


Tras la intro, vemos al agente McCall interrogando a los chicos, donde le marean la perdiz con ironías y le dan la versión para escépticos. Sin embargo, vemos que Kira procura recuperar su móvil pero que no es posible: es una prueba. Posteriormente vemos por qué Barrow fotografió a Kira y por qué quería recuperar su teléfono.

Al día siguiente, en el instituto, Stiles encuentra una llave en su llavero que no sabe de donde sale, y se le ve muy confuso, mientras en el gimnasio, vemos que Danny intenta preparar una fiesta de luz negra para Halloween, pero la ciudad está sin electricidad (gracias a Kira). Ethan intenta convencer a Aiden de ayudarle porque para Scott, lo que importa es la humanidad y es la única forma de entrar en su manada. Aiden pasa, pero luego en clase, Lydia le dice que es una mala persona y no lo quiere en su vida, por lo que le propone a Danny un lugar donde hacer la fiesta: la casa de Derek, el cual se marcha. Rato después, vemos como Derek tiene una escena graciosa asustando a unos niños, y como estos seres se materializan de la nada en humo negro. Y no solo son humo para materializarse, exudan ese humo cuando están en forma física.

Antes que todo eso, respecto a Scott y Kira, a pesar de que Stiles le impide hablar con ella al principio, él habla con ella y ella le confiesa lo de las fotos, cómo cuando la fotografían con flash sale emanando una luz, y que por eso debe recuperar su móvil. Scott, Stiles y Kira van a la comisaría, se cuelan y borran las fotos, siendo casi pillados por el padre de Scott. Stiles lo entretiene y además le amenaza diciendo que odia a su padre porque el sheriff Stillinski sabe algo de él que no quiere que se sepa, y que él también lo sabe... ¡aquí hay tomate, chicos!¡los secretos de esta serie siempre derivan en caos! Tras eso, se sienten animados y se apuntan a la fiesta, así como hacen Allison y Isaac y también Lydia, y como no, Aiden e Ethan.

Ya en la fiesta, con todo el mundo de todas las orientaciones sexuales enrollándose (algo típico de esta serie y que me encanta, denotando normalización y no segregación), una chica se abalanza sobre Stiles, y esta resulta ser Caitlin, la chica cuya novia fue sacrificada por el darach. Su conversación es muy graciosa porque ella le besa y él le dice que si no le gustaban las chicas. Ella responde afirmativamente, y le pregunta si a él también. Entonces él pregunta si también le gustán los chicos, y ella responde que sí y contraataca: "¿y a ti?" xD. Pero la magia se rompe cuando Caitlin se da cuenta de que la llave misteriosa tiene fósforo, y se le enciende la bombilla y deja a la pobre chica tirada.

En tanto a que esto ocurre, las criaturas de sombras se van materializando por la fiesta y nuestro radar sobrenatural particular, Lydia, los detecta. Atacan a Ethan cuando va a buscar hielo, y a Lydia cuando huye de ellos. Uno se materializa saliendo del suelo, ella intenta dar un grito de banshee para que la escuchen los licántropos pero sin tocarle, este ser es capaz de ahogar su voz y le hace algo con los ojos (o mirándola a los ojos).

Mientras tanto, en la misma fiesta, vemos a unos Allison y Isaac con bastante tensión sexual entre ellos, pero antes de que pase nada más, vemos que Allison descubre que Isaac, tras la oreja, tiene un símbolo grabado, algo que parece el número 5, y que los maltrechos e hipotérmicos Ethan, Lydia y Derek, también lo tienen. Lydia dice que sus atacantes "salieron de la oscuridad". Además Scott mira con ojos de lobo a Kira y ve que la energía que la rodea tiene como forma de zorro o de animal, por lo que me aventuro a decir que siendo japonesa, va a ser un kitsune (un espíritu zorro del folklore japonés).

Tras ocurrir todo esto, vemos que Derek se despierta frente a su casa. Entra en la fiesta y echa a todo el mundo, pero los seres de humo negro se quedan. Entonces procedemos a presenciar una escena de lucha espectacular donde los seres luchan de una forma muy oriental, y donde todos los lobos revelan su aspecto a Kira. Aquí nuestra pandilla sale bastante mal parada, y además vemos lo poderosos que son estas criaturas cuando Derek rompe el cuello a uno, y se queda tan ancho. Cuando parece no se puede poner más interesante, uno de los atacantes se saca una espada del corazón (¡una puta espada del puto corazón!), y se dirige a Aiden, y le hace lo que a los demás, dejándole la misma marca tras la oreja. Cuando se acercan a Scott (o a Kira, no se sabe), están a punto de defenderse, pero entonces el sol sale, y como si nunca hubiesen estado allí, las criaturas de sombras se disuelven lentamente, al ritmo del amanecer, y desaparecen.

Tras todo eso, vemos a un Chris Argent que vuelve a casa herido y ensangrentado, y un Stiles que va al instituto, y comprueba que no solo la llave misteriosa concuerda con el almacén de química, donde se escondió Barrow, también que los números atómicos de la pizarra que indicaban el nombre de Kira en clave, están escrito de su puño y letra.

Y se acaba el episodio, un capítulo ESPECTACULAR, con dosis grandes de acción, de revelaciones, de nuevas entidades, de avances y de nuevos misterios, y que deja con muchas, muchísimas ganas de continuar con el siguiente episodio, ya que no solo te sube la adrenalina, sino que te deja a medias y con ansias de más: de más acción, de más revelaciones, de más avances y de más de todo.

¡Hasta el próximo!

viernes, 11 de julio de 2014

Teen Wolf, Episodio 3x15: Galvanizar (Galvanize)



NOTA: 7/10

Este capítulo, sin ser una gran explosión argumental ni de acción, es mucho más interesante que los dos anteriores. Como dije, es tradición en Teen Wolf hacerse esperar, y aquí ya nos van dando las primeras pinceladas.


Empezamos con la llegada al hospital de Beacon Hills de William Barrow, un ingeniero electricista psicópata que se montó en un bus de estudiantes con una bomba. Deben operarle de urgencias y, como no, le toca a Melissa hacerle la entrevista preoperatoria. En dicha entrevista, vemos que Barrow está como una auténtica cabra y que habla de niños con ojos brillantes, lo que Melissa interpreta como los ojos de un hombre lobo. Cuando lo están operando, Lydia está en clase y empieza a escuchar moscas por todas partes, moscas que no existen, algo que parece un “fenómeno banshee”. Lo curioso es que mientras operan a Barrow, le descubren un tumor que estalla y de su interior salen montones de moscas. ¿Casualidad? No lo creo. Barrow despierta, mata al cirujano y se escapa robando una ambulancia.

Mientras, en clase, es el Día de las Bromas, al parecer anterior a Halloween, donde al pobre entrenador, que es su cumpleaños, le gastan siempre una broma bestial, y donde se ve el claro interés de Scott en Kira, lo que lleva a un momento gracioso entre Stiles, Scott e Isaac donde lo acaban llamando, como Alfa, “la tía buena que todos desean”. Los gemelos intentan convencer a Scott de incluirlos en su manada ahora que son Omegas de nuevo, pero nadie confía en ellos, por lo que deciden quedarse en el instituto para ganarse su confianza, con bastante reticencia por parte de Ethan (aunque luego se hace evidente que Aiden tiene interés en Lydia, y la tonta de Lydia va y cae).

Pero el caso es que han avistado cerca del Instituto Beacon Hills la ambulancia que ha robado Barrow, y el sonido de las moscas en el oído de Lydia se incrementa, por lo que la pandilla concluye que Barrow está en el instituto, incluso cuando la policía abandona (a pesar de los intentos de Stiles de convencer a su padre de la habilidad sobrenatural de Lydia, a la cual tiene que meter en el tablero explicatorio, otro momento que me hizo mucha gracia). Por lo que la pandilla sigue buscando y Allison se escapa a casa para buscar en el bestiario referencias a moscas, seguido luego por Isaac. Una vez la policía se ha marchado, todos los lobos (gemelos incluidos) buscan a Barrow por el instituto convencidos de que sigue allí, y hay una escena muy curiosa en la que Ethan pilla a Danny besuqueándose con otro tipo en la sala de calderas, pero finalmente Lydia y Stiles concluyen y temen que Barrow pueda volar el instituto por los aires desde la sala de calderas, y Stiles pulsa la alarma de incendios y es pillado por el entrenador, metiéndose en un lío del copón (del copón que le mete el entrenador, vaya). Finalmente, todos vuelven a su casa sin mayores incidentes.

Mientras, en casa de los Hale, descubrimos el contenido del recipiente: son las garras de Talia Hale tras el incendio, las cuales Derek pretende que Peter use en algún tipo de ritual. Así que ponen las garras en el cubilete y Peter se las clava, para posteriormente clavárselas en la nuca a Derek (no sin disfrutar con saña del dolor de su sobrino), y como no, pidiendo algo a cambio. Tras esto, vemos como en una especie de espacio alternativo donde aparece el Nemetón, Derek ve a la forma de lobo de su madre. Cuando Derek sale del trance, se ve a un Peter muy nervioso, temiendo que Talia le haya dicho algo sobre él. De nuevo, más secretos, me gusta, me gusta…

Cada uno en sus respectivas casas, vemos a una Allison que acaba cediendo a su impulso con Isaac, pero cuando ya están casi desnudos, Chris entra en la habitación, y acaba reprendiendo a Allison a grito de “¡¿otro hombre lobo?!”. Fue un momento muy “OK…” y muy divertido. Mientras, en la casa Yukimura, el Sr. Yukimura ha invitado a Scott con la excusa de agradecerle que salvase a su hija del coyote. Creyendo que ya ha comido sushi, le preparan sushi, pero Scott es un torpe, y no sabe usar los palillos. Esta escena se diseña con dos objetivos: ver que realmente existe “feeling” entre Kira y Scott, así como que Kira pueda ser algo sobrenatural, pues tuvo unos reflejos increíbles cuando a Scott se le cayó el sushi. También es la escena donde Scott casi muere por sobredosis de wasabi pensando que era guacamole, jajaja. Deja vu de pardillo para McCall.

En casa de Stiles, vemos que Lydia se preocupa por Stiles y un Stiles creando un panel de investigación con hilos. Stiles intenta convencer de que Lydia no se equivocaba, y acaban yéndose al instituto. En el instituto, descubren que no captaron un rastro porque Barrow usó productos químicos, y que la fórmula atómica que hay escrita en la pizarra, no es una fórmula, sino un nombre en clave: Kira.

A la salida de la cena de Scott y Kira tras un momento guay con pizza, Barrow golpea a Scott y lo despiertan Stile y Lydia. No saben donde se han llevado a Kira y Lydia insiste en que sigue teniendo esta sensación en la punta de la lengua y que tiene ganas de gritar, así que Stiles le dice que grite, y Lydia emite un grito de banshee evidentemente sobrenatural, y el sonido se aclara: no eran moscas, era electricidad. Por este motivo, los tres van a la estación donde trabajaba Barrow, y allí éste le hace una foto a Kira y sigue hablando de niños con ojos brillantes y amenaza con que va a “galvanizarlos a todos” (galvanizar es estimular algo con impulsos eléctricos). Scott llega e intenta detener a Barrow, pero este le golpea con electricidad y lo deja inmóvil. La cosa es que cuando está a punto de electrocutarla, Kira entra en pánico y procede una escena realmente espectacular y épica, en la que todo el sistema de la central se sobrecarga eléctricamente, Barrow se electrocuta y todas las chispas de la sobrecarga es absorbido por las manos de Kira, dejando claro que efectivamente, es sobrenatural.

Tras esto, el episodio se cierra con unos tipos vestidos en plan ninjas, con máscaras japonesas (como la que recalqué que aparecía en los nuevos créditos) que encierran a Isaac en una habitación de la casa Argent y le atacan.

Sin duda, un episodio muy mejorado, con muchos altibajos, algunas emociones fuertes y algún que otro descubrimiento, me sentí muy contento con este episodio, aunque me deja con la intriga de saber más. ¿Lo bueno? Que la trama ya se está animando. Creo que en los ninjas, hemos visto por fin a parte de los antagonistas de esta historia (el antagonista principal sería el que liberó a las luciérnagas del Nemetón… digo yo).

¡Hasta la próxima!

Teen Wolf, Episodio 3x14: Más Malo Que Bueno (More Bad Than Good)


NOTA: 6/10

El capítulo empieza fuerte, cuando unos torturadores y una yaya sádica torturan e interrogan a los Hale (que ahora que lo pienso, no se sabe nada de Cora Hale). Preguntan por donde está “la loba”, así que puede que se refieran a ella. En cualquier caso, la yaya pierde el juicio y le corta un dedo a Peter, algo un poco gore para esta serie.


Mucho más adelante (casi al final del episodio), vemos como ocurre un tiroteo y aparece Braeden, la chica de color que salvó a Isaac de los gemelos al empezar la 3ª temporada y que dábamos por muerta. Según ella, ha sido contratada por Deucalion para rescatar a Derek, y debo decir que espero que Deucalion no vuelva: con 12 episodios de lobo-demonio tuve más que suficiente, de momento. Tras ser rescatados y recuperar el dedo de Peter, los tres investigan la casa, y encuentran una caja. La caja está echa de “azarollo”, que es básicamente serbal. Como el serbal repele lo sobrenatural, solo puede abrirla Braeden, y al hacerlo, encuentran otro sistema de seguridad: ceniza de serbal. Braeden mete la mano y saca una especie de recipiente de madera cuya tapa tiene un triskel grabado, y cuyo contenido no es revelado en este episodio. La verdad es que me intriga mucho esta trama, y puede que sea muy interesante si se lo montan bien (y llevan tres temporadas montándoselo bien).

Anotación: lo maravilloso de este momento, es que han corregido el error de llamar al “mountain-ash” (serbal), fresno, como hicieron en la 2ª temporada, hecho que me tuvo investigando semanas para ver qué pasaba aquí. A raíz de esta escena, parece ser que llaman “rowan tree” o “mountain-ash wood” a la madera trabajada, y “mountain-ash” al serbal en estado de “cenizas” (pulverizado). No sé a qué traductor han despedido, pero me alegro muchísimo que hayan pasado de confundir el serbal con fresno, a que este pueda traducirte “azarollo”.

Tras la intro, vemos como Scott y Stiles siguieron a Malia a su guarida, donde tiene todas sus cosas. Scott no cree ser capaz de rastrearla sin transformarse, y tiene miedo de hacerlo, por lo que llaman al padre de Stiles e intentan convencerle de que el coyote es Malia atrapada en la forma de coyote, y que probablemente se siente culpable porque se transformaría durante la luna llena y eso provocaría el accidente, pero como no, el padre de Scott acaba metiendo las narices de por medio. Nota personal: odio al agente McCall.

Al día siguiente, en el instituto, Kira intenta dar una investigación sobre el bardo a Scott, pero se le ha olvidado, y se lo trae su padre, causando un momento increíblemente awkward para Kira de los que tanto adoro y con los que tanto me río, aunque en el fondo muy tierno. El caso es que Stiles tiene una crisis y Scott se lo lleva, y tiene que convencerle de que no está en un sueño, mientras Kira, que sigue intentando ligar con Scott, coge la mochila de Stiles, para ser posteriormente atacada por el coyote y salvada por Scott en el propio instituto. Al parecer, Malia busca la muñeca que Stiles cogió del coche en el episodio anterior. El padre de Malia se entera y se dedica a poner trampas para coyotes por todo el bosque (arriesgando vidas humanas) mientras una partida de caza, y el propio Sr. Tate, si dirigen al bosque a cazar al coyote, y nuestra pandilla intenta adelantarse.

Resulta que el gran plan de Scott es usar el rugido de Alfa para obligar a Malia a convertirse en humana de nuevo, pero no sabe como hacerlo, así que recurre a los gemelos, que aunque ya no son Alfas, dicen poder enseñarles. Para “enseñarle”, le pegan una paliza bestial para “sacar la bestia interior”, una escena muy brutal que es prácticamente bullying físico, vaya. Mientras, en la casa de los Argent, Allison e Isaac preparan un rifle con tranquilizantes, y Allison vuelve a alucinar y apunta a Isaac con el rifle. La verdad es que esto ya cansa un poco: ¿la infame cazadora es tan tonta que no ve que cada vez que apunta a la alucinación de su tía, acaba apuntando a alguien en la vida real? En fin…

Para finalizar esta historia, la pandilla se dirige al bosque, donde Scott protagoniza otra persecución espectacular, e Isaac es atrapado por una de las trampas. Isaac convence a Allison de que drogue al Sr. Tate cuando está a punto de disparar a Malia, le lleva un par de intentos, pero lo consigue. Mientras, tras descubrir Stiles que el motivo por el que Malia está obsesionada con la muñeca es que era de su hermana y la dejó en el coche en su honor, Lydia mete el pie en una trampa y, ¡menuda tensión! Las trampas traen instrucciones pero Stiles no puede leer, así que tiene que figurarse como se desactiva. Tras salir todo victorioso tras mucho sudor, Scott coge a Malia y consigue emitir un rugido tan fuerte, que no solo devuelve a Malia a su forma humana, sino que da fuerzas a Isaac para romper la trampa. Finalmente devuelven a Malia a su casa y ahora veremos si fueron felices y comieron perdices o no…

Para finalizar el episodio, hay una escena genial, pero GENIAL, en la que una figura desconocida se acerca al Nemetón. Del árbol, crece una hierba que sobresale del tronco. Esta figura arranca la hierba y del hueco salen montones de luciérnagas luminiscentes (de esas que Chris Argent dijo que no hay en California y era efecto de los sacrificios humanos) y que se juntan y crean unas formas humanoides hechas de humo negro… y fin del capítulo.

Un capítulo normalito que se vuelve intenso hacia el final, y prevee una nueva trama distinta a la que había empezado con esta parte de la temporada. Ahora solo queda ver los capítulos venideros.

Teen Wolf, Episodio 3x13: Anclas (Anchors)



NOTA: 5/10

Bueno, empiezo a hacer unas crónicas episodio por episodio de la segunda parte de la 3ª temporada de Teen Wolf. Aunque ya se han emitido 5 episodios, voy a ir viendo uno por día hasta llegar al domingo, donde engancharé con la emisión española. Todo lo que diga respecto de estos 5 episodios será pura especulación mía, pues no sé nada de lo que ocurre, ¿de acuerdo?


Debo añadir antes de empezar que soy tiquismiquis con el realismo y puedo ser puntilloso con ciertos detalles mitológicos. Del mismo modo, debo decir que descubrí un fallo de traducción en la 2ª temporada en el que se intercambió el término inglés “mountain-ash” (serbal) por “fresno” (que es “ash” a secas en inglés) o “cenizas de fresno” (pues “ash” también es ceniza), pero que el polvo protector que da Deaton no es ni fresno ni son cenizas de fresno, es un polvo extraído del serbal. Me ceñiré a los datos del doblaje español pero si mi mente cruza los cables, que quede constancia de por qué. Bien, empecemos:

Para empezar, hay que recordar como acabó la anterior historia: Scott, Stiles y Allison realizaban un ritual por el cual se convertían en sacrificios para el Nemetón de Beacon Hills en el lugar de sus padres, dándole poder de nuevo y convirtiéndolo en un faro para lo sobrenatural (por lo que entendemos que aunque el Nemetón lo establecen los druidas, cualquier fuerza sobrenatural puede usar su poder). Deaton advierte que además tendrá consecuencias para ellos, como una oscuridad que rodea sus corazones, ya que morir y resucitar tiene consecuencias.

El capítulo empieza con las consecuencias de Stiles ante el ritual, el cual sufre pesadillas vívidas y parálisis del sueño, no tiene claro cuando está dormido y cuando no y además, parece ser que cuando intenta leer se le cruzan las letras. Si esto es síntoma de “algo más”, me mola y creo que pueden hacer algo interesante con esto.

Al ver la intro, vemos que hay nueva intro: al igual que la 2ª temporada abusaba de un fluido negro (presumiblemente por la sangre negra del kanima) y la primera parte de la 3ª temporada de la oscuridad y una atmósfera casi silvestre (presumiblemente por el druida oscuro y el Nemetón), ahora tenemos una intro especialmente abusiva de la sangre y el rojo (presumiblemente por el nuevo color de ojos de Scott como Alfa), así como podemos ver una especie de máscara japonesa en la intro, que no sé si es indicador de algo de esta nueva trama.

En cuanto a Scott, observamos que también sufre ciertas alucinaciones, que Isaac sigue viviendo con él, pero que hay mucha tensión porque a Isaac le gusta Allison. Del mismo modo, vemos como Allison sufre una alucinación vívida y diurna en la que ve como su tía muerta, Kate Argent, la está acosando. Scott sigue alucinando que se transforma involuntariamente y finalmente Lydia concluye que los tres sufren síntomas sobrenaturales del sacrificio, aunque los llama “locos” y tras dos temporadas sufriendo crisis de banshees, nuestra amada pelirroja disfruta enormemente de la nueva situación de sus amigos. ¿No es adorable? Y parecía la tonta de la serie cuando empezó.

Poco después, conocemos a la nueva estudiante en el Instituto de Beacon Hills, Kira Yukimura, una guapísima japonesa que parece captar la atención de Scott, y que por la forma de presentarla, con el clásico humor social de la serie, parece que será alguien importante en la historia o la serie, además de un posible nuevo amor para Scott (el cual vuelve a ver su sombra transformándose). Mientras están en los pasillos, Scott tiene una crisis y empieza a transformarse, solo consigue detener la transformación infligiéndose dolor, concluyendo que lo que les ocurre no es solo psicológico, sino muy real, y Stiles confiensa que desde el ritual de sacrificio, es incapaz de leer, y que se sabe si uno está soñando porque en un sueño no se puede leer, por lo que está muy asustado e inseguro de cuando está despierto.

Más tarde, tras ver que Allison es incapaz de tener un pulso firme, el genial genio de Lydia intenta ayudar a su amiga procurando que recupere su pulso de tiradora, pero vuelve a sufrir una alucinación con su tía. Alucina que el fantasma de su tía le ataca y ella le dispara directa a la cabeza, que resultó ser la cabeza de Lydia. Isaac, que andaba por ahí, detiene la flecha, pero casi la mata. ¡Qué susto! Esta es una de esas escenitas sutiles de esta serie que adoro, para mostrarnos la gravedad de la situación. Posteriormente vemos como el padre de Stiles parece un poco obsesionado con resolver casos abiertos que él considere que está relacionado con lo sobrenatural, especialmente uno que cree que pudo ser un ataque de hombre lobo. Una reacción obsesiva pero supongo que natural al tener conocimientos del mundo sobrenatural.

Avistado esto, Stiles vuelve a tener uno de sus sueños. Esta vez, toda su clase le dice algo en lengua de signos americana (ASL), cosa que ADORO, porque yo sé lengua de signos española y empatizo (aunque apenas entiendo nada de lo que se dice). Pero esta vez, Stiles no se ha dormido, y además ha escrito mil veces “despierta” en el cuaderno, insinuando algún tipo de sonambulismo.

Posteriormente, la pandilla se reúne en el descanso para hablar del tema y Kira les oye y se les acerca. Aunque la toma de contacto es un poco random (lo admito, pero ya digo que hay pinta de que esta chica va a ser importante en la historia), se les acerca para decirles que en tibetano, ese estado que describen se define como “bardo”, que significa “estado intermedio”, o sea, el estado intermedio entre la vida y la muerte, y que es un estado con alucinaciones, visiones y que puede ser visitado por deidades “pacíficas o coléricas”, definiendo estas últimas (y como pagano, debo decir que mal definido) “como demonios”, y que el último estado es la muerte. Este punto para mi fue crucial, porque empieza a agregar algo de tensión real (peligro de muerte) al asunto, además muy dentro de la lógica de mi obsesión con el realismo: cada religión dará un nombre a este estado, y dado que no tenemos el gaélico (que debo decir que las palabras en gaélico, creo que se las inventaban), pues nos aportan el tibetano. Esto me hace pensar que con el folklore asiático vamos a tener algún “affaire” sobrenatural en esta historia.

Tras el instituto, Scott y Stiles visitan a Alan Deaton, que le dice a Stiles que su subconsciente intenta decirle algo. Deaton, que es un druida multiusos, le traduce la frase en ASL como “¿cuándo una puerta no es una puerta?”. Scott resuelve que es cuando está entreabierta (justo como ve Stiles la puerta en sus pesadillas), y Deaton les explica que al hacer el ritual pasaron a una especie de “superconsciencia” y eso abrió una puerta en sus mentes, que es peligroso tener esa puerta abierta y que deben cerrarla tan pronto como sea posible. Me parece increíblemente interesante el hecho de que Deaton está recuperando su rol de emisario de las manadas, creo que los druidas deberían tener más protagonismo en esta serie.

Al día siguiente, papá Stillinski lleva a Scott a ver al tipo del caso sin resolver, para ver si puede captar algún olor, pero solo consigue echar sal a las heridas del pobre hombre. También vislumbramos una escena muy graciosa entre Scott, Stiles y un perro guardían. Adoro el sentido del humor de esta serie, tal como vives las historias con intensidad, pero te descojonas de las situaciones. Al salir sin ningún tipo de pista, Stiles le explica que quiere resolver un último caso porque va a dejar de ser el sheriff: el padre de Scott intenta que lo despidan. Scott discute violentamente con su padre hasta perder el control y su madre tiene que llevárselo y le dice que si Allison era su ancla para mantener el control, que sea su propia ancla, además de un discurso precioso y muy aplicable a la vida real de que aunque ningún adolescente lo cree, todos nos enamoramos más de una vez, y que es igual de maravilloso y de doloroso que la primera vez. Melissa McCall for president.

Finalmente, Stiles y Scott salen a buscar el cadáver de Malia para ayudar al padre de Stiles, lo que recuerda al primer episodio de la serie, cuando muerden a Scott, mientras Allison sueña con su tía en una sueño mezcla de escena porno con Isaac y de escena de asesinato con su tía Kate. Cuando Scott y Stiles encuentran el coche y una muñeca que vio en una foto, Scott vislumbra un coyote en las sombras, y lo persigue en una escena espectacular con un salto sobrenatural épico (¡mi enhorabuena a los encargados de los efectos especiales!), solo para toparse con un coyote de ojos azul brillante, que Scott identifica como Malia.

El episodio se cierra con unos secuestrados Derek y Peter Hale, que están siendo electrocutados por alguien desconocido cuyo rostro no se ve en pantalla.

Y eso ha sido todo. Un capítulo prometedor, pero flojo en sí mismo, y poco revelador de lo que está por venir, pero no me preocupo, pues esto es una tradición en Teen Wolf: tienes leves indicios durante 2-4 episodios y luego todo empieza a estallar y a cobrar sentido, así que ya veremos en los próximos episodios, si bien cabe decir que una kanima, un lobo demonio y un druida oscuro vengativo va a ser difícil de superar.

¡Nos vemos en el próximo episodio!

Bienvenidos a Su Catálogo de Pesadillas

¡Buenas a todos!
En este blog tan solo pretendo reunir mi extenso número de productos de entretenimiento audiovisual (series, cine, literatura, videojuegos…. pintura y escultura, a veces) que me gusta y/o me influyen y darlo a conocer al mundo, dando mi opinión al respecto. Lo cierto es que no tengo muy claro qué vía tomar, ya que por una parte me gustaría que el mundo conociese estas cosas, que algunas llegan a ser tan importantes en mi vida como una canción que me marca, pero por otra, la tentación de dar mi opinión de forma detallada a costa de los posibles spoilers para aquellos que no lo hayan consumido aún, es demasiado grande. Ya veré sobre la marcha como solventar este problema.

Debo advertir que no soy un gran escritor, ni un poeta. No soy crítico de cine (ni deseo serlo, ya que considero que la subjetividad es vital a la hora de consumir estos productos). Tampoco soy diseñador ni me llevo muy bien con esta plataforma, de ahí que la estética sea tan cutre en general, a excepción de lo realizado por la amable Cordelia Autum a costa de parte de su tiempo libre. Solo soy una humilde persona dedicada a algo que no tiene nada que ver con el arte en general ni con el séptimo arte, pero que lo consume compulsivamente (y ya aviso, soy más serieadicto que cinéfilo, pero también soy un poco cinéfilo) y quiere recomendar y/o dar su opinión sobre ello. Lo que tengo claro es que me gusta el detallismo y la especificidad, y no tendré reparos en dividir mis opiniones por películas, en el caso de las saga cinematográficas; por libros, en el caso de sagas literarias y por temporadas, en el caso de las series. Tampoco tengo reparos en hacer una opinión sobre algo de 2014 que de 1984, pues para mí, esta es una afición atemporal.

El motivo por el que elegí este nombre, es que mis aficiones están plagadas de pesadillas: pesadillas horrendas, románticas, grotescas, sangrientas, juveniles, esperanzadoras, ficticias, pero en definitiva, pesadillas. Géneros como el thriller sobrenatural, el terror, el horror, las slasher, el misterio, el thriller psicológico, el romance paranormal, etc. entran dentro de mis géneros favoritos de todos los existentes, por lo que será lo que más plaguen este blog, si bien no se limita solo a éstos, también habrá tiempo para el romance empalagoso, la diversión, el sexo, el humor, etc. Intentaré renovarlo al menos una vez por semana, esperemos que sean más…

En cualquier caso, pasen y pónganse cómodos, las pesadillas están a punto de ser servidas…